Público
Público

IU, en contra de que sus afiliados estén en el Gobierno

El eurodiputado Willy Meyer censura la gestión de Agustín Santos, militante y director de Gabinete del ministro Moratinos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Izquierda Unida no se andará con rodeos. Desde ahora, juzgará 'incompatible formar parte del Gobierno del PSOE con la afiliación' en la federación. Ayer se lo propuso el eurodiputado Willy Meyer al coordinador, Cayo Lara, y al secretario de Organización, Miguel Reneses. Ambos lo aceptaron, aun a costa de levantar una cierta polvareda interna.

Meyer, también responsable del Área Internacional de la formación, dispara contra Agustín Santos, director de Gabinete de Miguel Ángel Moratinos y militante de IU. Él ha sido la persona designada por el ministro de Asuntos Exteriores para resolver la situación de la activista saharaui Aminatou Haidar, en huelga de hambre desde el pasado 15 de noviembre en el aeropuerto de Lanzarote. El eurodiputado cree 'indigno' que Santos haya ofrecido la nacionalidad española a la mujer. IU hablará con Santos, pero al final le hará 'optar' entre su afiliación o su permanencia en el Ministerio.

Santos –conocido por el sobrenombre de Búster en IU desde su clandestinidad en el franquismo– respondió a Público por e-mail. 'No tengo conocimiento de la carta de Willy Meyer. En cualquier caso, mi afiliación a IU es conocida. No creo que exista ninguna incompatibilidad entre ser funcionario y director general del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación y mi afiliación a IU, teniendo en cuenta además que IU participa en gobiernos municipales y autonómicos con el PSOE. En última instancia, la Comisión de Garantías de IU podrá tratar este tema, si es necesario', señaló.

Asimismo, Santos dijo 'no comprender que Willy Meyer califique de indigno el ofrecimiento de la nacionalidad española a la señora [Aminatou] Haidar, a la que tiene derecho como hija de española, como la propia señora Haidar ha declarado, agradeciendo el ofrecimiento, aunque rechazándolo por razones políticas. Evidentemente, las declaraciones de Willy Meyer responden a una intencionalidad política que solo él puede explicar. Responde a una concepción de la refundación de IU y de la izquierda alternativa que no comparto y que no corresponde al espíritu del proceso de refundación', que se puso en marcha el pasado sábado en Madrid.

 El asesor de Moratinos apuntó un argumento más: 'La posición que defiendo sobre la situación de la señora Haidar quedó recogida ayer [miércoles 2 de diciembre] en Público. Su objetivo es la defensa de los derechos de la señora Haidar y una resolución justa y pactada entre las partes, que permita el derecho a la libre determinación del pueblo saharaui'.

Por su parte, Miguel Reneses coincidió con Meyer. 'Estoy de acuerdo con él. En el fondo, hay una contradicción profunda muy evidente. Nosotros somos muy beligerantes con el Ejecutivo en el caso Haidar, Santos está en el Gobierno, es un cargo de confianza, e IU no está en el Gobierno central ni ha pactado con él'.

Otros sectores discrepan. Inés Sabanés, líder de IU Abierta y secretaria de Estudios y Formación en la ejecutiva federal, enfatizó la 'crítica rotunda' a la gestión del Ejecutivo en este tema, pero expresó su miedo a que la propuesta de Meyer se generalice, porque IU es socia de gobierno de los socialistas en muchos puntos de España.'En todo caso, hay que ver cada caso concreto, y éste es uno claro, y discutirlo en la ejecutiva. No podemos ir cada uno por libre'. La federación gobierna con el PSOE en Asturias, Catalunya y Baleares, y en municipios significativos como Sevilla, Toledo, Córdoba o Jaén.

El senador Joan Josep Nuet, de la antigua Nacional-II, también censuró a Meyer. Santos, dijo, 'es una persona indiscutiblemente de izquierdas e imprescindible en IU'. Destacó que el asesor del ministro ha llegado a ese puesto por 'carrera diplomática', y no como afiliado de la federación. Francesc Matas, líder de la corriente interna Redes, de la que forma parte Santos, convergió con el criterio de Nuet. E ironizó sobre este atrevido paso de la dirección federal: 'Muy mal empezamos la refundación si desde el primer día andamos echando a gente'.

 


Gregorio Gordo y Ángel Pérez se convirtieron ayer, respectivamente, en cabezas de lista de IU a la Comunidad y al Ayuntamiento de Madrid, tal y como adelantó Público hace más de un mes. Sólo falta que se les ratifique el día 11. Ambos no han tenido que hacer ninguna campaña interna. Bastaba el aval del ala mayoritaria de IU-CM.

La Presidencia Ejecutiva regional respaldó a Gordo por 52 votos a favor (72,2%), 16 en contra y 4 abstenciones. Pérez recibió menos apoyo, prueba de los mayores recelos que despierta en el seno de IU-CM. Recogió 48 síes (67,6%), 15 noes y 8 abstenciones.

Inés Sabanés, la máxima dirigente de IU Abierta (la familia afín al ex coordinador general Gaspar Llamazares), no presentó candidatura, como anunció este lunes en una entrevista en El País. Su sector, por boca del diputado regional Fausto Fernández, criticó el “error gravísimo” de la mayoría de IU-CM y la “ruptura del consenso” interno.