Público
Público

IU apoya la gestión del Ejecutivo y censura a Rajoy

Lara y Llamazares alaban el "sigilo" de las negociaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Izquierda Unida no va a hacer de Gobierno ni a defender sus posiciones de forma numantina, pero ayer dejó claro, y por partida doble, que no hará de la liberación del Alakrana un motivo de confrontación partidista. Tanto Cayo Lara, desde Salamanca, como Gaspar Llamazares, en el Congreso, apoyaron la gestión del Ejecutivo socialista y condenaron la postura del resto de grupos, empezando por el PP, que se han lanzado a degüello contra el PSOE.

El coordinador de IU aplaudió especialmente el 'sigilo' con que el Ejecutivo ha conducido las negociaciones con los piratas somalíes. El silencio, señaló, se demuestra como el 'mejor aliado' para asegurar la liberación de un buque apresado y sin víctimas. Por eso, IU calificó dicha actitud de 'prudente y responsable', ya que el 'oportunismo político' podría haber conducido a un 'desenlace diferente'.

La federación critica el 'oportunismo político' y que se pidan ya cuentas

Llamazares quiso introducir racionalidad en el debate. El Gobierno no debe sumirse en la 'autocomplacencia', pero ahora no es el momento de pedir que rueden 'cabezas', ni de plantear una 'moción de censura encubierta', como ha hecho Mariano Rajoy: sería 'comenzar la casa por el tejado'. Los conservadores, adujo el diputado de IU, 'están aquejados de un ataque de ansiedad' que les impide discernir qué es lo prioritario. Urge que el Congreso escuche a Teresa Fernández de la Vega y que esta ofrezca la información más detallada posible e impulse un protocolo para evitar nuevos secuestros de barcos. Luego llegará la hora de rendir cuentas, explicó.

Llamazares también criticó que se 'eluda la responsabilidad' de los patronos, quienes primero deberían velar por la seguridad de sus pesqueros. Además, pidió que España ayude a la estabilidad de Somalia y coopere con los países afectados por la piratería en el Índico.

Los alcaldes de Bermeo, Ondarroa, Mundaka y Santurtzi y un edil de Bilbao, donde residen los pescadores vascos del ‘Alakrana’, denunciaron ayer “el desprecio” del Gobierno central y vasco hacia los familiares de los marineros. Los regidores de los cinco municipios, gobernados por el PNV, censuraron “el desamparo absoluto al que se han visto sometidas” las familias, “que sólo han tenido acceso a una información sesgada del secuestro”. El alcalde socialista de Sestao, donde vive otro de los marineros vascos, replicó que los consistorios del PNV usan el secuestro con intereses políticos: “Es miserable”. EB –marca de IU en Euskadi– presentó, por su parte, una iniciativa para que el Parlamento vasco “censure” a Zapatero y a Patxi López: “El lehendakari tardó 19 días en ponerse en contacto con los familiares”.