Público
Público

IU e ICV plantean limitar la inmunidad parlamentaria

Presentan un completo plan anticorrupción en el Congreso de los Diputados con un total de 48 medidas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Izquierda Unida (IU) e Iniciativa per Catalunya Verds (ICV) se han propuesto transformar 2010 en 'el año de la regeneración democrática'. La primera medida para que los 'ciudadanos recuperen la ilusión en la política' llegó ayer de la mano del portavoz de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares.

Se trata del primer plan integral de lucha contra la corrupción que se registra en las Cortes, y que contempla limitar el régimen de aforamiento de diputados y senadores.

En concreto, la federación propone que la inmunidad parlamentaria 'quede restringida a hechos relacionados con actuaciones en los órganos de representación política y no a delitos relacionados con la actividad pública o privada'. De esta forma, no sería necesario llegar al trámite del suplicatorio siempre que un diputado o un senador estén imputados en un caso de corrupción.

Llamazares explicó que la proposición no de ley que IU e ICV registraron en el Congreso el pasado jueves, ampliación del borrador que presentó el coordinador, Cayo Lara, el 4 de noviembre, pretende acabar con el problema de la corrupción 'a todos los niveles'. El ex líder de IU reconoció que los políticos corruptos 'son una minoría', pero se mostró preocupado por la 'imagen' que esa minoría da 'a lo público', y que 'perjudica a los más desfavorecidos'.

Las 48 medidas propuestas por la federación contemplan la modificación de la ley electoral 'para que la financiación de los partidos sea más transparente', así como la reforma del reglamento de las Cámaras para que 'diputados y senadores se dediquen en exclusiva a la labor parlamentaria'.

La batería de medidas no propone actuar únicamente contra el corrupto, sino también contra el que corrompe. A juicio de IU, es necesario que 'la legislación sea completamente transparente' y, para ello, el plan anticorrupción contempla, por ejemplo, medidas para evitar 'el fraccionamiento de los contratos públicos, que se incremente la participación en planes urbanísticos y que se aumente el control de la Agencia Tributaria'.

Y como a juicio de Llamazares, 'el que lo hace lo paga', IU e ICV quieren que todo cargo público que sea condenado por corrupto sea inhabilitado para ocupar cualquier otro puesto similar, de libre designación o por concurso público durante 30 años. El ex coordinador general de IU considera, además, que el 'transfuguismo es una forma de escape' de los políticos que incurren en las corruptelas, por lo que el plan también contempla convertir el Pacto Antitransfuguismo en una ley.

Llamazares lamentó que la corrupción 'haya sido motivo de información' continuamente y que 'no se haya adoptado ninguna medida seria' para evitarla. Las críticas del diputado de IU fueron tanto para el Gobierno como para el principal partido de la oposición. Según el parlamentario, el Ejecutivo 'no ha tenido ni una sola iniciativa al respecto', y el PP 'no ha dado explicaciones' sobre los casos que le han afectado, 'ha dicho que tenía medidas, pero no las conoce nadie'. Por eso, IU considera que 'ha llegado la hora de blindar el sistema político entre corruptores y corruptos'.

La portavoz de la federación en la Asamblea de Madrid, Inés Sabanés, que acompañó a Llamazares durante la rueda de prensa en la que se presentó el nuevo plan, indicó que la clase política 'debe ser capaz de hacer un análisis a todos los niveles' sobre el problema de la corrupción, más allá de cuantificar los numerosos casos de este tipo que han aflorado en los últimos años.

Inés Sabanés incidió en que 'el ser cargo público agrava el hecho de cometer delitos de corrupción', por lo que aseguró no entender la inmunidad parlamentaria de la que gozan todos los diputados y senadores. 'Que los políticos tengan un tratamiento diferente mientras ejercen la actividad pública es muy grave', denunció la diputada madrileña.

 

El plan presentado ayer en el Congreso es “una ampliación y readaptación” de la propuesta contra la corrupción que el pasado 4 de noviembre planteó el coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, según aseguraron fuentes de la federación. Esta primera propuesta contenía 20 puntos que “ahora se han convertido en 48”.

Posteriormente, el Partido Popular también presentó a los medios otro plan que no llegó a registrar como proposición no de ley en el Congreso. Esta propuesta contenía 11 medidas que ya contemplaba IU en su borrador. Ayer, el número dos del PP en el Congreso, José Luis Ayllón, aseguró que la secretaria general de su partido, María Dolores de Cospedal, envió por escrito a Cayo Lara las propuestas del PP contra la corrupción que, según apuntó, “pueden encontrarse en la web del partido”.