Publicado: 28.06.2014 19:25 |Actualizado: 28.06.2014 19:25

IU encarga a Alberto Garzón liderar el proceso de confluencia con las izquierdas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Alberto Garzón es desde este sábado el nuevo estandarte de Izquierda Unida y el encargado de liderar una profunda renovación en la organización. El Consejo Político Federal (CPF) ha aprobado por 109 votos a favor, siete en contra y 29 abstenciones, su nombramiento como nuevo secretario ejecutivo de Proceso Constituyente y Convergencia y asuma un papel fundamental en la comunicación de las líneas políticas. La reunión, de nueve horas, terminó con una cerrada defensa del coordinador federal, Cayo Lara, a la dirección, y pese a aceptar las críticas internas por su pilotaje de la candidatura a las elecciones europeas, advirtió, en un tono muy fuerte, que si hay alguien que crea que él es el problema, convoca una Asamblea extraordinaria, aunque no sea eso lo que espera la militancia.

El diputado por Málaga tiene ahora una larga tarea por delante y de sus acciones partirán las nuevas alianzas electorales que IU pueda tejer en el futuro. Además, trabajará mano a mano con la nueva Secretaría de Comunicación, cuyo máximo referente será Clara Alonso. Ambos comenzarán desde el lunes a planificar la estructura del departamento de comunicación de IU y contarán con un nutrido grupo de colaboradores de dentro de la organización cuyo perfil, muy marcado por el trabajo de calle y con los movimientos sociales, pretende dar un nuevo impulso a la federación tras el agridulce sabor de los resultados del 25-M.

Las federaciones, partidos y corrientes han trabajado en varios grupos exponiendo su opinión sobre los distintos puntos del informe político de Lara y centrándose, sobre todo, en el tema de las primarias para la elección del candidato, que serán abiertas a los simpatizantes ya desde las municipales y autonómicas. Esas aportaciones llegaron como conclusiones al final del Consejo y Lara, tras escuchar una serie de críticas razonables sobre la necesidad de recomponer la dirección para hacerla más ágil y eficaz reduciendo su número, o sobre los errores cometidos en la elección de Willy Meyer como candidato a las europeas, hizo un discurso acalorado en el que defendió a ultranza a los miembros de la Ejecutiva. "¿Quién se merece estar más que otro?, ¿Qué hacemos, a quién quitamos?", llegó a decir a los asistentes al CPF.

El coordinador federal, bastante enfadado, se negó a reducir los cargos de la Ejecutiva, que actualmente cuenta con 34 miembros, y llegó a decir que "si alguien cree que yo soy el problema, convoco una asamblea extraordinaria". La expresión asamblea extraordinaria apareció hasta en tres ocasiones en su discurso final, pero no parece que el ánimo de la mayoría en IU sea la de cambiar inmediatamente de coordinador, sobre todo teniendo en cuenta que la Asamblea Federal de diciembre de 2012 puso las bases programáticas necesarias para que IU llegue a convertirse en alternativa.

El problema, como han ido reconociendo numerosos miembros del CPF a Público en los últimos días, es que cuando se han debido poner en marcha esas líneas de acción política, la dirección, quizá en una actitud demasiado conservadora, no dio el paso. Y de ahí que, por ejemplo, el proceso de convergencia iniciado por Enrique Santiago el pasado año se cerrara en falso. Otra de las reflexiones que se hace dentro de IU es que la renovación de la confianza en Lara respondía a un determinado momento político, pero que ahora, el momento, sobre todo tras la irrupción de Podemos, ha cambiado.  En cualquier caso, el relevo generacional, que es inevitable, ha comenzado hoy.

Ya en un tono más positivo, Lara llamó a los suyos a volcarse con la preparación de la conferencia política que tendrá lugar el próximo otoño, donde se sentarán las bases de lo que luego serán las campañas por las municipales y autonómicas.


http://www.quoners.es/debate/a-cual-de-los-lideres-de-la-izquierda-votarias-en-la-generales