Público
Público

IU-ICV pide cambiar un festivo religioso por el 14 de abril

Quiere instaurar el día de la memoria histórica en el aniversario de la República

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Izquierda Unida (IU) e Iniciativa per Catalunya-Verds (ICV) quieren que los defensores de la República y los represaliados por el franquismo tengan a partir de 2012 un día en el que el conjunto del Estado reconozca su labor a favor de la democracia.

La fecha escogida no puede ser más significativa: el 14 de abril, la jornada en la que hace 80 años se proclamó la II República española o, como recordó ayer jueves el diputado de IU, Gaspar Llamazares, el día en el que se puso en marcha 'la primera experiencia democrática' en España.

En la proposición no de ley que registraron ayer él y la diputada de ICV Núria Buenaventura, instan al Gobierno a declarar el 14 de abril 'como fiesta estatal en sustitución de una de las fiestas anuales con referencia religiosa'. Esa fecha pasaría a llamarse Día de la Memoria Histórica.

Los diputados exigen, además, que durante este año en el que se conmemora el octogésimo aniversario de la instauración de la República, el Ejecutivo promueva actividades para su conmemoración, así como impulsar la edición de ejemplares conjuntos de la Constitución Española de 1978 y de la Constitución de la República Española de 1931, 'para su difusión en los centros educativos públicos'.

Llamazares: 'Es hora de que haya pluralismo en los festejos'El objetivo es doble, según explicó Llamazares en rueda de prensa: 'No es sólo condenar el franquismo, sino poner en valor los avances que se produjeron durante la Segunda República, y que están presentes en la actual democracia'. En las escuelas, lamentó el diputado, se sigue situando ese periodo como 'una época de conflicto' cuando fue 'todo lo contrario', una experiencia democrática 'abortada de forma violenta'.

IU e ICV no han iniciado aún los contactos con el resto de grupos parlamentarios, si bien aspiran a obtener el respaldo de la mayoría. Reconocieron que la presentada ayer es 'una iniciativa de mínimos', pero que, de ser aprobada, supondría que el Congreso 'condene solemnemente el franquismo'.

Declarar el aniversario de la proclamación de la República como festivo cabe perfectamente dentro de una monarquía parlamentaria, según los promotores de la iniciativa. 'Es hora de que haya pluralismo en los festejos', reclamó Llamazares, que recordó que la mayoría de las fiestas en un estado aconfesional como España, están ligadas a la religión católica.

Se trata del primer capítulo de la ofensiva parlamentaria que preparan los dos grupos de izquierda de la Cámara para 'solventar las imposiciones de los poderes fácticos de la Transición'. En los próximos meses presentarán ante la Mesa del Congreso otras dos medidas. Llamazares explicó que la primera pretenderá dejar claro que la Ley de Amnistía de 1977 no fue 'una ley de impunidad' para los criminales franquistas.

Los dos grupos quieren poner en valor 'los avances de la II República'A través de una tercera iniciativa, IU e ICV instarán a la Cámara Baja a impulsar el desarrollo de la Ley de Memoria Histórica, declarando la 'nulidad de los juicios del franquismo' y creando una 'fiscalía específica' que garantice las exhumaciones de todos los desaparecidos durante la dictadura. Llamazares y Buenaventura reconocieron que para estas dos últimas medidas será 'más difícil' conseguir el consenso parlamentario.

Además de a los políticos, el diputado de IU instó al conjunto de la ciudadanía a la 'movilización', para que España 'no se avergüence de su historia' y reconozca a 'quienes defendieron la democracia'. De momento, la izquierda negocia con el presidente del Congreso, José Bono, la posible ubicación en las instalaciones de la Cámara Baja de representaciones 'de los valores democráticos' de la República.

Una de las ideas es colocar un busto del presidente de la II República, Manuel Azaña. 'Ya lo tienen reputados autoritarios que no fueron elegidos por nadie', lamentó.