Público
Público

IU y Chunta ultiman la negociación para un acuerdo en Aragón el 20-N

Izquierda Anticapitalista, en cambio, rechaza la oferta de Cayo Lara de constitución de un frente unitario // El pacto con ICV, pendiente de las conversaciones de esta semana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Poco a poco, se va despejando el panorama político de la izquierda alternativa de cara a las generales del 20 de noviembre. El mapa no será definitivo hasta el 7 de octubre, día en que vence el plazo para comunicar a la Junta Electoral la formación de coaliciones, pero el tiempo ya se va agotando.

Ayer sábado se consumaron avances y parones. Los pasos se dieron en Aragón, donde los máximos órganos de dirección de Izquierda Unida (IU) y Chunta Aragonesista (CHA) acordaron seguir dialogando y ultimar, en esta próxima semana, los detalles del acuerdo. Izquierda Anticapitalista (IA), en cambio, descartó finalmente la posibilidad de unirse a IU federal para constituir un frente unitario y plural, cosa que el 30 de agosto rechazó Equo

En Aragón,  cada vez se hace más difícil volver atrás. Sobre todo porque lo avanzado ya es mucho. IU y CHA siempre han sido enemigas históricas y jamás han concurrido juntas. Las últimas elecciones autonómicas dejaron a ambas fuerzas igualadas a cuatro escaños en las Cortes regionales. Convocadas las generales, el colectivo Preocupados por el 20-N lanzó el manifiesto Por una izquierda plural y unida, en el que alertaba contra la dispersión del voto progresista –'Sólo si emerge en Aragón una única opción a la izquierda del PSOE, una única marca y un único programa será posible movilizar e ilusionar a la ciudadanía', decía–. Los firmantes, liderados por Pedro Arrojo y Enrique Tordesillas, empujaron hacia la negociación.

Tras varios días de conversaciones a varias bandas, ayer cuajó el visto bueno de las cúpulas de ambas formaciones. El Consejo Político Regional de IU aprobó, por un 97% –sólo hubo tres abstenciones–, 'trabajar por tejer las máximas alianzas políticas y sociales para lograr un amplio acuerdo entre las fuerzas aragonesas de izquierdas y ecologistas'. Y el Comité Nazional de CHA apoyó –80% de votos a favor, 20% en contra– 'continuar las conversaciones con el resto de fuerzas políticas y sociales de la izquierda aragonesa con el objetivo de constituir una coalición electoral para obtener representación en las Cortes Generales'. 

IU y CHA refrendan su 'voluntad' de firmar un pacto y ahora detallarán las candidaturas

IU y CHA dan a sus ejecutivas hasta el 4 de octubre para cerrar los últimos flecos. Entonces, se volverán a reunir sus máximos órganos de dirección, y tendrán que validar la alianza y las candidaturas. La federación, que en Aragón coordina Adolfo Barrena, empuja para que los votos que consiga la coalición sumen para IU federal, y que el diputado que se logre por Zaragoza –en las otras dos circunscripciones obtener un escaño es casi imposible– se sume al grupo que dirija Lara en el Congreso.

CHA, presidida por Nieves Ibeas, pone por delante el aragonesismo y el autogobierno (además de las políticas de izquierdas y ambientales) y no ve tan claro que los sufragios tengan que revertir necesariamente a la federación o que el parlamentario deba adscribirse al grupo comandado por IU. Los de Barrena, como garantía frente al temor de unos y otros a perder perfil propio, escribió en la resolución aprobada ayer que cada uno de los integrantes del pacto 'debe mantener su esencia, personalidad y singularidad'. CHA, por añadidura, también quiere ver reconocida su condición de 'fuerza mayoritaria de la izquierda aragonesa': en las autonómicas del 22 de mayo de 2011 obtuvo casi 56.000 votos, e IU cerca de 42.000, y en las municipales, los aragonesistas recabaron 53.149 sufragios, y los de Barrena, 39.440

Ambas fuerzas subrayaron ayer que se mantiene incólume la 'voluntad política' de armar una coalición para el 20-N. 'Es perfectamente factible y estamos dispuestos a conseguirla', comentaba a Público Patricia Luquin,  la responsable de Organización de IU Aragón. 'Tenemos el mandato del Comité Nazional para llegar a un acuerdo, y es algo muy importante, y todos tenemos voluntad. Nunca hemos concurrido con otras fuerzas en autonómicas o generales, sí en europeas, así que este paso es inédito en CHA', aseguró a este diario Juan Martín, secretario general de los nacionalistas. 

En cuanto a la candidatura, unos y otros aseveran que 'no hay ningún nombre' sobre la mesa. La intención es hallar una persona de consenso que lidere las listas. De lo contrario, IU y CHA ocuparían el escaño dos años cada una. 

IA cree que IU no hace balance crítico de sus pactos con IU y que no practica la regeneración total

Izquierda Anticapitalista convocó una conferencia política extraordinaria para determinar qué hacer. Por 35 votos a favor (60,34%), 19 en contra (32,76%) y 4 abstenciones (6,9%), el partido decidió avalar la resolución Por una candidatura anticapitalista y desobediente, propuesta por la dirección confederal, donde expresamente se rechaza la alianza con Lara. 'No hay posibilidad de unidad política-electoral entre IU, ICV, Equo y la izquierda anticapitalista. Las diferencias de proyecto estratégico son fundamentales'. Durante la reunión, no se presentó ningún escrito defendiendo la confluencia con Lara. Ahora, IA no cierra la puerta, sin embargo, a la convergencia con activistas y otras 'fuerzas y grupos de la izquierda radical y combativa'.

Raúl Camargo, portavoz de IA, subrayaba ayer que IU no ha 'cuestionado' la Transición, ni hace un 'balance crítico' de su participación en gobiernos con el PSOE, ni se ha prestado a armar una candidatura formada por 'activistas, no políticos profesionales', con 'rotación en las instituciones, salarios limitados' y cuya campaña 'no esté financiada por los bancos'. 'Era un proceso hegemonizado por IU, así que hemos preferido acudir solos el 20-N. Ante la emergencia de un movimiento deslegitimador del sistema como es el 15-M y el panorama político, es necesario que esté presente una opción anticapitalista'. IA, no obstante, deberá superar el escollo de conseguir el 0,1% de avales en cada circunscripción. Cosa nada fácil. 

Se preveía que esta semana se hubieran cerrado las negociaciones entre IU e Iniciativa per Catalunya Verds (ICV). La reunión programada para el pasado miércoles hubo de suspenderse por razones de agenda. Pero la planteada a finales de semana también se postergó. En este caso, fueron los ecosocialistas los que cancelaron la cita. Se dolieron de la resolución aprobada el miércoles por el Consell Nacional de Esquerra Unida i Alternativa (EUiA), la marca catalana de IU. 

En el texto, EUiA reivindica para sí misma el segundo puesto de las listas electorales en las cuatro circunscripciones. En los comicios de 2004 y 2008, consiguió el tres. En este caso, el dos por Barcelona lo vuelve a perseguir el exsenador Joan Josep Nuet. Además, respalda una coalición estatal entre Lara y Joan Herrera, y que los votos de la coalición reviertan a IU y al 'grupo parlamentario conjunto'. 

'Leímos con estupefacción el acuerdo de EUiA, justo en el final de un proceso negociador. Que se centren, mantengan el sentido de responsabilidad y se calmen para que al final haya un resultado positivo', esgrimían molestas fuentes de ICV. No obstante, en el equipo de Lara y en la cúpula ecosocialista confiaban en poder cerrar un acuerdo a principios de esta semana próxima. 

En IU, la dirección está volcada en firmar el pacto, en dialogar 'hasta el último minuto' y en buscar la fórmula perfecta para que ICV se sienta 'cómoda'. No se plantea otro escenario. Sin embargo, Izquierda Abierta –el partido de Gaspar Llamazares– advierte de que conviene no tensar demasiado la cuerda, porque romper la coalición en Catalunya 'puede tener consecuencias desastrosas'. 

A falta de saber qué ocurre con ICV y CHA, IU sí tiene garantizada la coalición con Batzarre en Navarra, la parte de la Confederación Verde que no está hoy en Equo, Socialistas por Tenerife –escindidos del PSOE–, Izquierda Republicana e independientes.