Público
Público

El IVAM acoge 58 esculturas de hierro oxidado de Mascaró en "Eterno retorno"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un total de 58 esculturas en las que la oxidación del hierro fundido permite reflexionar sobre la existencia y el paso del tiempo forman parte de la exposición "Eterno retorno" de Xavier Mascaró, que hoy inaugura el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM).

La directora del IVAM, Consuelo Císcar, ha presentado hoy esta muestra, que consta de ocho instalaciones, entre las que destaca la situada a las puertas del museo, formada por nueve "guardianes" de tres metros de alto.

Se trata de esculturas hechas de hierro fundido cuyo aspecto está a medio camino entre los budas sentados y los Guerreros de Xian, según ha indicado su autor, y que están expuestas a la intemperie de forma que la lluvia y las condiciones atmosféricas han acabado por oxidarlas.

Según Císcar, esa es la voluntad del artista: que el tiempo deje su impronta en las esculturas, de forma que éstas cobren vida y reflejen "el dolor, la muerte y el accidente" presentes en la existencia.

Estos cancerberos son en el ideario de Mascaró los encargados de custodiar los "valores esenciales", entre los que el artista destaca el "deseo de permanencia" de los humanos.

El segundo eje de esta muestra lo constituye una gran barcaza de bronce situada también en la explanada del museo, que el comisario de la muestra, Rafael Sierra, asocia al tránsito al más allá que este objeto representa en la cultura occidental, y que para el artista simboliza además el trayecto y la voluntad de congelar el presente.

La combinación de los guardianes y la barca constituyen para Mascaró un metáfora sobre la "sensación pasajera de la vida".

La exposición incluye también uno de los "músicos" de Mascaró que puede verse en el vestíbulo del IVAM, así como diversos "guardianes" de distintas dimensiones que permiten al escultor dialogar con el público "con distintos niveles de intensidad".

Mascaró, nacido en París en 1965 y que vivió en Valencia desde los 7 hasta los 13 años, ha destacado que le hacía "mucha ilusión" exponer en el IVAM no sólo por el "prestigio" del museo, sino también por poder volver a la ciudad en la que permaneció en una época "crucial" de su vida.

La exposición, que podrá visitarse hasta el 6 de diciembre, será inaugurada esta tarde por Rodrigo Rato, presidente de Caja Madrid, entidad que patrocina la muestra.