Público
Público

IVAM exhibe los "retratos genéticos" del estadounidense Dennis Ashbaugh

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acoge desde hoy y hasta el 18 de noviembre la exposición del pintor estadounidense Dennis Ashbaugh "La estética de la biología", una particular y colorista interpretación de las estructuras básicas de la naturaleza plasmada a través de "retratos genéticos".

La muestra, compuesta por cuarenta obras realizadas a partir de diferentes técnicas y seis grabados, ha sido presentada por la directora del museo, Consuelo Ciscar, y el propio artista, quien la definió como una conjugación de "dos partes del espectro" humano: el arte y la ciencia.

Las pinturas, algunas de las cuales revelan un "homenaje" al expresionismo abstracto de Pollock y al "pop art" de Warhol, ofrecen una estética próxima a los laboratorios de investigación científica, con secuenciaciones de grandes dimensiones de ADN pintadas en óleo que escenifican una asociación entre biología, genética e informática.

Según reconoció Ashbaugh (Iowa, 1946), durante su primera etapa como artista "todo el mundo hablaba de la muerte de la pintura" y era "imposible seguir así", hasta que un día descubrió "el surf y la inteligencia artificial", y comprendió que "había que trabajar en términos científicos para expandir el conocimiento humano".

Durante una visita a su psiquiatra, vio una imagen secuenciada de ADN en una publicación y pensó: "yo puedo darles vida", y a partir de ahí basó su obra en la representación artística de la ciencia genética que, según admitió, únicamente le interesa para comunicarse con el público.

"No tengo ningún interés en la vanguardia de la ciencia, trato de aprender a través de las publicaciones que soy capaz de entender, pero no me documento para trabajar", señaló.

Asimismo la remisión de algunas de sus obras a la iconografía de Mondrian o de Pollock "no son influencias", sino "un homenaje a su grandeza y su legado", afirmó.

Además de estos "retratos genéticos", la exposición incluye parte de su obra más reciente, en la que, "aburrido del ADN", estudia el "camuflaje" de los organismos marinos y "el estampado de los uniformes de combate".

Uno de estos cuadros, llamado "Monstruo larguirucho" -un lienzo de técnica mixta con unas dimensiones de 284 por 304 centímetros-, ha sido donada por el pintor al IVAM, según explicó Ciscar.

Según describió la comisaria de la exposición, Bárbara Rose, las obras de Ashbaugh "apenas necesitan explicación", ya que su "monumental tamaño" y el "impacto que provocan" transportan al observador a un "ambiente muy especial".

Su pintura, añadió, ha proporcionado "una nueva iconografía" al arte abstracto, alejada de la reflexión conceptual, basada en "vivencias del momento" e inspirada en una sociedad que "habla más de ADN que de Mickey Mouse".

La muestra incluye siete obras del artista realizadas para la ocasión e inicia una línea del IVAM denominada "Arte y Ciencia" que continuará con una exposición de Eduardo Kac. EFE