Público
Público

El IVAM presenta la pintura lumínica e instantánea de Ignacio Pinazo en su etapa italiana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una exposición de dibujos y pinturas en la que el pintor valenciano Ignacio Pinazo evidencia ya, durante su etapa de formación en Italia, su técnica de corte impresionista, su recreación instantánea y su visión lumínica de las formas se puede contemplar en la galería 3 del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) de Valencia.

La muestra "Ignacio Pinazo en Italia", que podrá visitarse hasta el próximo 23 de noviembre, permite disfrutar al visitante de un total de 262 piezas, de las cuales hay 100 dibujos, 143 pinturas y 19 fotografías que realizó el pintor en Italia.

La exposición viajará a Roma a final de año para celebrar la primera monográfica de Pinazo fuera de España, según ha explicado la directora del museo, Consuelo Ciscar.

Acompañaba del catedrático de Historia del Arte Javier Pérez Rojas; la directora del Museo Hedrik C. Andersen, Elena di Majo, y el consejero delegado de Secopsa, Vicente Prieto, Císcar ha asegurado que Pinazo "es uno de los artistas más originales y creativos del panorama artístico de finales del siglo XIX, dada su pluralidad de registros".

Ha recordado que "Italia sedujo y cautivó a Pinazo de forma que una parte de su producción retrataba aquellas vivencias que experimentó en Italia y para las que empleó un lenguaje artístico que buscaba interpretar el universo con sus propias leyes mediante una visión personal sobre lo real".

Para Ciscar, la principal aportación de Pinazo es la captación instantánea y lumínica de las formas, desarrollando para ello una peculiar técnica de pequeñas pinceladas individualizadas y manchas de color, unidas a la ejecución rápida, que en algunos casos parece tener como resultado un aspecto abocetado o inconcluso".

El comisario de la muestra, Javier Pérez Rojas, ha indicado que la exposición se centra en el periodo 1870-1880, que coincide con las dos estancias de Pinazo en Italia, con el objetivo de completar su formación.

Según Pérez Rojas, "fue una etapa decisiva en la vida y la obra del pintor valenciano, ya que está repleta de descubrimientos y proyectos que culminó con la realización de varias obras maestras".

Ha agregado que "tan solo las obras que realiza en estos años de pensionado seria suficientes para situar a Pinazo en la primera plana de la pintura europea de su tiempo, pues recreó en sus obras la vida contemporánea y antigua de Roma a través de una concepción de cronista o reportero de la pintura".

Ignacio Pinazo Carmarlech está considerado como uno de los grandes pintores valencianos del siglo XIX. Nació en 1849 en Valencia y se formó en la Academia de Bellas Artes de San Carlos de su ciudad natal.

Animado por el éxito de su cuadro "La Caridad", que adquirió el ayuntamiento de Barcelona en 1873, viajó a Roma, regresando en 1876 para presentarse a la oposición que la Diputación de Valencia convocaba para conceder una pensión en la ciudad eterna, beca que consiguió con su lienzo "Desembarco de Francisco I en la playa de Valencia".

Sus composiciones presentadas en las exposiciones locales de 1879 y 1910 y a otros certámenes nacionales le proporcionaron reiteradas medallas de Oro, logrando en 1912, por sus 34 obras presentadas en Madrid, la Medalla de Honor al Mérito.

En la actualidad se conserva en el IVAM una buena parte de la obra de Pinazo -en concreto un centenar de pinturas y más de 600 dibujos-, que fue donada por la familia del pintor en 1986 a la Generalitat Valenciana.