Público
Público

La izada de la bandera inaugura 24 horas de tambores y barriles en Donostia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La tradicional izada de la bandera, a cargo por primera vez del alcalde Juan Karlos Izagirre (Bildu), ha inaugurado esta media noche la fiesta patronal de San Sebastián, en la que durante 24 horas más de 14.000 donostiarras recorrerán todos los barrios de la ciudad al ritmo de tambores y barriles.

El primer edil de la ciudad, vestido de cocinero, ha tenido el honor, por primera vez, de izar la enseña donostiarra en la balconada de la biblioteca municipal, en una plaza de la Constitución repleta de público.

En este primer año de Bildu en el gobierno municipal, la coalición abertzale ha dejado su impronta al izar, junto con la bandera de San Sebastián, una ikurriña.

Minutos antes de la medianoche, los integrantes de la tamborrada de Gaztelubide, encargados de poner música a la izada, hicieron su entrada en la plaza, entre los aplausos de miles de personas que se disponían a entonar las populares piezas del maestro Raimundo Sarriegi, compositor de la marcha de San Sebastián.

Por primera vez el tambor mayor de Gaztelubide, José Ramón Mendizabal, ha compartido el mando con una nueva figura, la de Aguadora Mayor, encarnada por Ainhoa Olasagasti.

Otra novedad ha sido la presencia en el escenario de un coro compuesto por 35 voces del Orfeón Donostiarra y del Orfeón de la Castaña, que ha cantado la marcha de San Sebastián al ritmo de los tambores y barriles de Gaztelubide y de los representantes de las distintas tamborradas que han acudido al acto.

El llamamiento a reivindicar los derechos de los presos de ETA durante la fiesta, respaldado públicamente por el alcalde, se ha reflejado en la plaza, donde numerosas personas portaban banderolas con el anagrama que exige el traslado de los reclusos al País Vasco, repartidas por el colectivo Egin Dezagun Bidea.

Además, como ha ocurrido en los últimos años, una treintena de personas ha subido al escenario con pancartas durante la interpretación de la marcha de San Sebastián, la primera de las que se tocan en este acto.

En contra de lo que había anunciado Izagirre, simpatizantes de la izquierda abertzale colocaron una gran pancarta en el escenario, junto a la fachada principal de la biblioteca, con la leyenda "Etxera" (a casa), mientras que desde la balconada del primer piso del edificio también se dejaron ver carteles de apoyo a los reclusos de ETA.

En el interior de la Biblioteca ha disfrutado de la izada una delegación de la ciudad polaca de Breslavia, que también será capital europea de la cultura en 2016, encabezada por su alcalde, Rafal Dutkiewicz.

También ha estado presente la presidenta de las Juntas Generales de Gipuzkoa, Lohitzune Charola, así como ediles donostiarras de Bildu, el PSE-EE, el PP y el PNV.

Después de la izada, los donostiarras tienen puesta la mirada en el cielo, ya que se esperan lluvias para la jornada festiva que, en el caso de ser muy intensas, podrían obligar a aplazar al domingo la popular tamborrada infantil, uno de los actos más multitudinarios de la celebración de San Sebastián.