Público
Público

La izquierda abertzale aboga por centrarse en la "vía política"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La izquierda abertzale anunció este lunes que apuesta por "un cambio político verdadero" por medio de "vías exclusivamente políticas", tras varios meses de debate entre sus bases y después de celebrar una última asamblea este fin de semana en la que se ratificó la resolución definitiva que marcará su estrategia política en 2010.

El texto apuesta por ese cambio político y el avance hacia un proceso democrático que debería desarrollarse "en ausencia total de violencia".

La resolución ratificada por las asambleas territoriales, cuyo contenido íntegro no se dará a conocer hasta el martes, se denomina "Zutik Euskal Herria" ("De pie, Euskal Herria").

Entre sus contenidos más destacables, según una nota de prensa difundida por la izquierda abertzale recoge la necesidad de un marco político nuevo que permita que "todos los proyectos políticos sean defendibles y materializables en nuestro país" y que permitan alcanzar "una paz estable y duradera".

La resolución plantea la oportunidad que tiene la izquierda abertzale "de superar el ciclo actual y abrir otro democrático", y sitúa "el desafío" en "cruzar esa puerta abierta tras décadas de lucha y trabajo y efectuar el cambio político".

Los militantes que han participado en el debate reiteran su compromiso en las vías exclusivamente políticas -frente al uso de la fuerza- para avanzar en un proceso que debería regirse, según la resolución aprobada, por "el diálogo y la negociación entre las fuerzas políticas por los principios del Senador Mitchell", en referencia al mediador enviado por Clinton en el proceso de paz en Irlanda del Norte.

Mitchell exigió a las partes enfrentadas el desarme total de las organizaciones paramilitares y la renuncia de todo intento de usar la fuerza para influir en las negociaciones.

Además, la Izquierda Abertzale, aboga por "una amplia acumulación de fuerzas" que permitan una confrontación "libre y democrática" con el Estado y llama a las fuerzas políticas progresistas vascas a unir fuerzas "respetando cada uno su historia, personalidad y ser".

Precisamente, Eusko Alkartasuna estaba pendiente de que terminara el debate entre la militancia de la izquierda Abertzale, para ver la posibilidad de avanzar en la estrategia de la unidad nacionalista que permitiría restablecer una mayoría abertzale en el Parlamento vasco.

Su secretario general, Pello Urizar, ya había aclarado que no dará ningún paso con la Izquierda Abertzale si existe "una pequeña ambigüedad que justifique la vía armada".

En una primera valoración, EA considera que la izquierda Abertzale da un paso "en la dirección correcta" al asumir las vías exclusivamente políticas, por lo que el siguiente "paso lógico" -señala en una nota- debería ser que el Gobierno español derogara la Ley de Partidos, permitiendo trabajar "en todos los ámbitos de la política a quienes apuestan de manera clara por las vías civiles y democráticas para defender su proyecto político".