Público
Público

La izquierda abertzale ve en el Gobierno "falta de valentía y responsabilidad"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La izquierda abertzale ha afirmado hoy que la decisión del Gobierno de remitir a la Fiscalía General del Estado la solicitud de inscripción de Sortu en el registro de partidos políticos demuestra "una falta de valentía además de una gran irresponsabilidad".

"No está a la altura de las circunstancias políticas e históricas que se están dando en este país", ha afirmado en conferencia de prensa la concejala de Pamplona Mariné Pueyo, quien ha asegurado que la decisión del Gobierno central se ha tomado "cuando se abren vías de solución a un conflicto secular".

De igual manera, la edil de Hondarribia Miren Legorburu ha tachado de "falta de responsabilidad y una falta de altura de miras cuando se dan estas condiciones de solución de un conflicto que dura tantísimo tiempo" las reacciones habidas ante el Grupo Internacional de Contacto.

Y en este sentido ha precisado que se trata de "una oportunidad que no se puede perder" porque, "aunque la apuesta hecha por la izquierda abertzale no cambiaría", todas las aportaciones que "vienen a ayudar en la resolución deberían ser aceptadas e impulsadas por los diferentes estamentos", y de ahí su convencimiento de que pese a las primeras reacciones en contra "éste va a ser el camino" y "se va a tener que reconocer que la aportación de los agentes internacionales es importante".

Por ello, Pueyo ha comprometido la disposición de la izquierda abertzale para colaborar con el Grupo Internacional de Contacto y ha pedido a los agentes políticos, sociales y económicos que "sean parte en este camino" para "una solución definitiva, justa e integral".

En todo caso, Legorburu en euskera y Pueyo en castellano han dejado claro que "para resolverse el conflicto definitivamente" se tienen que dar lo que han considerado unos "mínimos democráticos" y estos son la "territorialidad, reconociendo a Euskal Herria como sujeto político", y la "autodeterminación", el "derecho que asiste" a la ciudadanía vasca a decidir su futuro.

"La izquierda abertzale ha iniciado un camino para que el conflicto se resuelva por vías exclusivamente políticas, profundizar en ese camino con la construcción de una situación en la que sean respetados los mínimos democráticos es entendido por la izquierda abertzale como un ejercicio colectivo", han dicho.

Y han puntualizado que en este camino el respeto a los derechos civiles y políticos, la legalización de un partido que "pueda desarrollar un proyecto independentista y de izquierdas", y el reconocimiento "de los derechos que asisten a los presos políticos vascos" son temas "de primer orden" para decidir el futuro "en libertad".