Publicado: 20.02.2014 12:09 |Actualizado: 20.02.2014 12:09

La Izquierda critica la decisión de Iberdrola de concentrar sus inversiones fuera de España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La secretaria de organización del PSOE y cabeza de lista a las elecciones europeas, Elena Valenciano, ha dicho este jueves que el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, "debería cuidar un poco más sus palabras" porque tiene "mucha responsabilidad" a la hora de generar confianza sobre la economía española.

Valenciano ha valorado así el anuncio de Sánchez Galán de que reducirá sus inversiones en España por la inseguridad jurídica que a su juicio genera la reforma energética aprobada por el Gobierno.

"A mí me parece normal que las empresas eléctricas intenten encontrar un marco regulador seguro, pero hay personas que tienen una responsabilidad enorme y tienen que cuidar mucho sus palabras", ha dicho en rueda de prensa la secretaria de organización del PSOE.

"Tienen mucha responsabilidad sobre la capacidad de generar confianza, la capacidad productiva, la economía de nuestro país y creo que deberían cuidar un poco más sus palabras. Me refiero al señor Sánchez Galán", ha señalado.

En todo caso, Valenciano ha dicho que el anuncio de Iberdrola "no es la mejor noticia para apuntalar el discurso exageradísimo sobre la recuperación del Gobierno de España".

Por su parte, el exministro socialista Carlos Solchaga ha opinado que Iberdrola tiene "buenas razones para sentirse maltratada por las decisiones del Gobierno", pero ha matizado que el Ejecutivo también tiene "buenas razones" para lamentar que una de las grandes empresas de España "no sea una colaboradora más eficaz" con sus políticas.

Carlos Solchaga ha opinado que Iberdrola tiene "buenas razones para sentirse maltratada por las decisiones del Gobierno"Tras admitir que, de haber sido él el ministro de Industria, le habría molestado que Iberdrola anunciara que no invertiría más en España, Solchaga ha expresado su confianza en que exista un "margen de maniobra" entre Gobierno, oposición y sector eléctrico para arreglar esta situación y trasladar al mercado "la impresión de que este es un país serio, que produce seguridad jurídica".

Según el exministro socialista, "ése es un bien intangible, pero absolutamente necesario para atraer inversiones y ganarse la confianza del resto del mundo", ha dicho en declaraciones a Onda Cero.

Solchaga considera que el Gobierno actual debería haber buscado el consenso y haber encontrado un terreno intermedio, que repartiera los sacrificios "de manera igualitaria".

"En mis tiempos, las eléctricas eran las mayores y mejores de España, pero sólo de España, ahora son multinacionales y obtienen buena parte de su cuenta de resultados fuera. Tienen que tratar de maximizar sus beneficios y sus relaciones con el Gobierno no son las relaciones de subordinación inevitable que existían hace 15 o 20 años", ha explicado.

El exministro piensa que "la política energética en España ha sido un cúmulo de errores y un conjunto de desastres en los últimos 15 años". "Si ahora se tiene un problema es porque no sólo ha habido una falta de diseño en la política energética, sino una huída constante hacia adelante de los gobiernos desde que en tiempos de Rato se decidió que parabajar la inflación no había que reflejar en el precio de la energía el coste total de producción de la misma", ha concluido.

El sindicato ELA también ha criticado las palabras del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galan, pronunciadas este pasado miércoles en Londres, y ha considerado que son "propias" de quien "está acostumbrado a que los Gobiernos hagan lo que quiere". "Es una muestra de una persona que está acostumbrada a ejercer la tiranía del poder económico sobre el poder político", ha afirmado.

En un comunicado, ELA ha denunciado las declaraciones de Sánchez Galán. En su opinión, estas manifestaciones "son propias de un personaje que está acostumbrado a que los gobiernos hagan lo que él quiere, que está acostumbrado a reunirse con quienes gobiernan para decirles lo que tienen que hacer, y que eso sea lo que se hace".

"Es una muestra, por tanto, de una persona que está acostumbrada a ejercer la tiranía del poder económico sobre el poder político, es decir, a actuar en contra de la democracia", ha censurado. ELA considera que sí existen "razones más que fundadas" para criticar la política energética de los últimos años porque la subida del precio de la luz "ha sido enorme, muy por encima de la del IPC, y muy superior a la producida en el entorno europeo".

Ha recordado que, a consecuencia de ello, los beneficios de las eléctricas, "incluida Iberdrola", son "exagerados e injustificados". "Todo ello ocurre a costa del esfuerzo de las familias, entre las que cada vez está más extendida la pobreza energética (no usar la electricidad o el gas por no poder pagarlos). No parece que esto preocupe a Sánchez Galán", ha dicho.

El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, ha eludido comentar la decisión de Iberdrola y ha asegurado que a él lo que le preocupa es "que todo el mundo confíe" en España. "Yo siempre apostaré por este país", ha añadido.

"Como miembro del Gobierno me preocupa que todo el mundo confíe en nuestro país, en que éste es un gran país. Y me dedico a promocionar los productos españoles en el exterior y a defender la calidad de los productos españoles", ha dicho. Yo siempre apostaré por este país pero no hago comentarios sobre terceras personas", ha añadido, al ser preguntado sobre la decisión de Sánchez Galán de anunciar la medida ante inversores extranjeros.

El ministro de Industria, Energía y Turismo español, José Manuel Soria, desvinculó hoy la decisión de Iberdrola de poner el foco inversor fuera de España de la reforma energética, al señalar que la empresa lleva años reduciendo sus inversiones en éste y otros países.

"Esta empresa viene disminuyendo sus inversiones en España en Reino Unido y América desde el año 2009, las vienen disminuyendo en cientos de millones de euros durante los últimos cuatro años", dijo Soria a su llegada a la reunión del Consejo de ministros europeos de Competitividad que se celebra hoy en Bruselas.

"Por lo tanto, no creo que esas disminuciones hayan tenido nada que ver, como se ha pretendido argumentar, con la reforma energética que se ha hecho en España a lo largo del año 2013", añadió el ministro.

Soria consideró que esta decisión "debe ser política propia de la empresa" y consideró que "no es ninguna sorpresa" que Iberdrola haya hecho un anuncio de esta naturaleza "cuando se vienen disminuyendo las inversiones en cientos de millones de euros, pero no solo en España, también en Reino Unido, también en Estados Unidos".

"¿Acaso eso se debe también a la reforma de 2013? Yo creo que no", reflexionó.

Ibedrola registró un beneficio neto de 2.572 millones de euros el pasado año, un 7 % menos que en 2012, tras sufrir un impacto regulatorio de 801 millones antes de impuestos en el ejercicio, lo que ha llevado a la empresa a anunciar que ahora centrará la mayor parte de sus inversiones fuera de España.

Soria señaló que el Gobierno "no tiene ningún temor, sino todo lo contrario" respecto a que se pueda percibir España como un lugar menos atractivo para invertir.

"Lo que nos está diciendo la evidencia de cada día es que cada vez hay más inversores internacionales que tienen su confianza en España", dijo el ministro, quien consideró que estas compañías "dan credibilidad" a la política económica, las reformas y el proceso de consolidación fiscal que se está llevando a cabo en el país.

"Esos inversores internacionales lo están demostrando con un creciente volumen de capitales extranjeros invertidos en España", aseguró.

Respecto a las críticas del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, al impacto de la reforma energética del Gobierno español sobre el sector, Soria afirmó que "cualquier opinión es libre". "Es muy legítima, pero contrasta con que la inmensa mayor parte de los inversores internacionales están demostrando en relación a España, que es un país con crecientes atractivos para invertir", señaló.