Publicado: 15.10.2014 15:12 |Actualizado: 15.10.2014 15:12

La izquierda de la Eurocámara denuncia la opacidad del tratado que beneficia a multinacionales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El polémico Tratado de Libre Comercio que Bruselas y Washington negocian sigilosamente sigue ganando detractores. Este miércoles, cerca de un centenar de personas, entre ellos 26 europarlamentarios de tres grupos distintos, se han concentrado en Bruselas para exigir transparencia sobre este acuerdo al Ejecutivo comunitario.

El lugar de encuentro no podía ser más idóneo: la puerta que les impide el acceso a los documentos sobre las negociaciones. "El primer paso en la lucha contra el Tratado de Libre Comercio es mostrar el secretismo y la poca transparencia que hay", asegura a Público Lola Sánchez, europarlamentaria de Podemos. "Las negociaciones comenzaron a principios de 2013, y es ahora cuando parece que está empezando a enterarse la gente", apunta.

Sánchez : "La UE está violando su propia normativa para negociar el tratado""Hay tanto secretismo porque tiene graves consecuencias para la ciudadanía", razona Paloma López, europarlamentaria de IU. "Afecta a toda la legislación, e implica estar sujetos a mayores procesos de privatización de los que ya existen hoy".

La representante de la Izquierda Plural recuerda que la cláusula de protección de inversores (ISDS) que incluye el tratado puede ser usada como un arma por parte de las multinacionales, que podrán demandar a los estados ante tribunales arbitrales por cifras millonarias, de considerar sus inversiones perjudicadas por las políticas que adopten estos países."Algo así como lo que hoy pasa con la plataforma Castor", apunta. Por su parte, Sánchez asegura que la UE está incumpliendo su propia normativa a la hora de negociar el polémico acuerdo con EEUU. "El  secretismo está violando el artículo 218 sobre el funcionamiento de UE. Este dice que en relación a los asuntos internacionales, es necesario informar debidamente al Europarlamento en todas las fases de cualquier procedimiento. Es una ley que ellos han aprobado, y ellos mismos se la están saltando", critica.

López: "El texto de fondo está completamente vetado para los parlamentarios, para organizaciones sociales, para toda la sociedad civil"

Pasadas las dos de la tarde, todos los eurodiputados de Podemos y tres de Izquierda Unida -ambas del grupo GUE/NGL- se han unido a Los Verdes y a algunos miembros del italiano Movimiento 5 Estrellas (grupo EFDD) para concentrarse ante la puerta que les separa de los documentos sobre el tratado (TTIP, por sus siglas en inglés), a los que sólo tienen acceso siete eurodiputados; los miembros de la Comisión de Comercio Exterior que representan a los diferentes grupos, además de quienes trabajan directamente en este acuerdo.

"Sólo tienen acceso los funcionarios de la UE que trabajan en el TTIP y las  grandes empresas internacionales. Hay otros textos a los que sí se puede acceder, pero son limitados. El texto de fondo está completamente vetado para los parlamentarios, para las organizaciones sociales, para las ONGs... en resumen, para la sociedad civil", critica López.

Los documentos que en reiteradas ocasiones han solicitado, y a los que en alguna ocasión ha podido acceder el representante del GUE en la Comisión de Comercio Exterior, Helmut Scholz, son tan secretos que ninguno de los siete europarlamentarios ha podido entrar a la reading room con teléfonos móviles o cámaras. "No te dejan tomar apuntes, no te dejan hacer fotos, no te dejan entrar con reloj, no sea que lleve una cámara", asegura Sánchez. "Además, los documentos están en inglés, por lo que quien no sea de lengua materna inglesa lo tiene más difícil; sales con algún dato, pero esto no está planteado como debería", sostiene la eurodiputada.

Lola Sánchez, Teresa Rodríguez, Pablo Echenique, Tania González y Pablo Iglesias, los cinco eurodiputados de Podemos

Sánchez, sobre las restricciones en la sala de los documentos: "No te dejan tomar apuntes, no te dejan hacer fotos, no te dejan entrar con reloj, no sea que lleve una cámara",

Izquierda Unida ha dispuesto una batería de siete preguntas sobre el TTIP, que ya ha comenzado a formular al Europarlamento, pero López reconoce que aún hay mucho trabajo por hacer. Coincide con Sánchez en que la acción de este miércoles tiene un carácter simbólico, y llama a seguir poniendo los focos sobre la letra pequeña del Tratado de Libre Comercio." Las previsiones son que este tratado tenga las normas cerradas en 2015, para pasar a ser ratificado en el Parlamento Europeo y en los parlamentos nacionales, pero queremos evitar que lo aprueben", explica. En esta línea, reconoce que la alianza entre socialistas y conservadores podría servir como llave para aprobar el acuerdo, como también permitió el nombramiento de Miguel Arias Cañete como comisario de Acción Climática y Energía, a pesar de la fuerte oposición a la designación del exministro del Gobierno de Rajoy.

Por ello, las dos eurodiputadas animan a participar en las protestas contra el TTIP, y Sánchez anuncia que próximamente realizará una gira para acercar los peligros de este tratado a los ciudadanos. "La ciudadanía es cada vez mas consciente del desastre y del drama en lo que a pobreza y desigualdad representa la alianza entre conservadores y socialistas", apunta López. "Espero que este pacto se rompa, y que algunos vuelven al cauce del que no deberían haber salido; que la socialdemocracia deje de echar gasolina al fuego, y que pase a intentar apagar esta hoguera".


http://www.quoners.es/debate/estas-a-favor-o-en-contra-del-tratado-de-libre-comercio-ttip-de-la-union-europea-con-estados-unidos