Público
Público

La izquierda rechaza el nuevo plan Prepara de Báñez

El Gobierno saca adelante la prórroga de la ayuda de 400 euros a los parados sin prestación con los únicos apoyos de Foro y UPN y la abstención de CiU y ERC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Congreso de los Diputados convalidó este jueves el real decreto ley que prorroga y modifica la ayuda de 400 euros para parados de larga duración vinculada a la formación y la reinserción, conocido como Plan Prepara, con los únicos votos 182 favorables de PP, Foro y UPN. CiU y ERC se abstuvieron (18 votos). Rechazaron el texto la parte izquierda del hemiciclo –PSOE, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), BNG, Compromís-Equo y Amaiur) y UPyD, PNV, Coalición Canaria y Geroa Bai (122 votos en total). Además, el PP logró el rechazo a su tramitación como proyecto de ley, con 181 votos en contra.

Así, a partir de ahora se tendrán en cuenta los ingresos propios del beneficiario de la ayuda y sus descendientes, pero también la de los ascendientes con los que se conviva para calcular si se cumple el requisito de renta exigido, que no podrá superar mensualmente al 75% del Salario Mínimo Interprofesional (481 euros), excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias.

A partir de ahora se tendrán en cuenta los ingresos de los padres con los que se conviva

Además, habrá que estar inscrito como demandante de empleo y acreditar que se han llevado a cabo acciones de búsqueda activa de empleo durante al menos un mes de los dos que se tiene para solicitar la inclusión en el programa. Entre dichas actividades contarán también, aquellos trabajos 'por cuenta propia o ajena' de corta duración que la persona solicitante pueda realizar en ese plazo. Asimismo, además de haber agotado la prestación por desempleo y no tener derecho a ningún otro subsidio o haberlos agotado, habrá que 'llevar inscrito como demandantes de empleo al menos 12 de los últimos 18 meses' y 'tener responsabilidades familiares'. Los parados con al menos dos miembros de la familia a su cargo además del cónyuge podrán cobrar 450 euros.

La norma incluye una previsión de retroactividad, por lo que los beneficiarios de esta ayuda la recibirán desde el pasado 16 de agosto, cuando venció la anterior edición. Además, los parados que estén cobrando actualmente la ayuda no se verán afectados por estos cambios.

La diputada del Grupo Socialista Concha Gutiérrez aseguró que la prórroga es 'un fraude más' del PP, que persigue reducir el número de beneficiarios y el desembolso asociado a la ayuda. Si bien inició una de las críticas más reiteradas por los grupos, el cómputo de los ingresos de los padres como criterio para acceder a la ayuda por parte de los hijos. Según la diputada socialista, esta medida excluirá a muchas personas de la ayuda, lo que hace que el plan sea ahora más restrictivo. Concretamente, aseguró que 'excluye a los jóvenes y los condena a la dependencia de sus padres'. Dicho esto, Gutiérrez avanzó que su grupo trasladará al Congreso iniciativas legislativas para dar cobertura a aquellos desempleados que queden fuera del Plan Prepara y corregir sus deficiencias.

La oposición subraya que los nuevos requisitos hacen el plan más restrictivo

Asimismo, el diputado de IU-ICV-CHA Joan Coscubiela, justificó su rechazo al decreto porque 'restringe derechos' y refleja la 'inexistente política de empleo del Gobierno'. Asimismo, echó en cara a la ministra de Empleo que haya 'perdido el vínculo emocional con los parados'. Además, calificó de 'vergonzosa' la justificación del decreto realizada por Fátima Báñez y la acusó de mentir al asegurar que hasta la llegada del PP al Gobierno no se había evaluado el plan.

Por su parte, Emilio Olabarria (PNV) justificó su rechazo al decreto 'por la dignidad de los parados' y puso el acento en el 'te ayudará tu padre' al que, a su juicio, aboca el decreto a los jóvenes. Rosa Díez (UPyD) aseguró que obviamente el plan 'no podía tener éxito', porque 'la reinserción requeriría formación en el momento de perder el trabajo', pero centró la mayor parte de su intervención en recriminar a Báñez su falta de sensibilidad con los parados a la hora de defender el decreto.

Por parte de Geroa Bai, Uxue Barkos aseguró que el decreto ley a debate es 'un cúmulo e incoherencias', mientras que la diputada de BNG Olaia Fernández Dávila aseguró que el decreto para nada es un ejercicio de 'equidad y justicia'. Desde Amaiur, Sabino Cuadra calificó de 'infinita e inconmensurable caradura' que el Ministerio de Empleo asegure que apoya a los que más lo necesitan cuando se ha recortado el presupuesto destinado a políticas de empleo.

La ministra dice que votar en contra es votar contra los parados

Carles Campuzano (CiU) puso el acento en la necesidad de ir más allá del Plan Prepara y reconducir la 'insostenible' escalada del desempleo buscando la creación de empleo 'a corto plazo' y no fiándola a los frutos de las reformas. En su opinión, es necesario discutir 'a fondo' entre grupos políticos, los agentes sociales y las comunidades autónomas una respuesta 'más seria' al paro de largo duración. Asimismo, apuntó que los servicios públicos de empleo de las comunidades autónomas no cuentan con todos los medios necesarios para dar cobertura a las acciones de formación que plantea el Plan Prepara.

El diputado de ERC Joan Tardà optó por la abstención dada la urgente ayuda que necesitan los parados, si bien echó en cara a Báñez que haya confeccionado el nuevo Plan Prepara sin dialogar con el resto de los grupos. Dicho esto, aseguró que esta nueva formulación el plan es 'más restrictiva' y 'no es la solución', con lo que, nuevamente pidió que se tramite como proyecto de ley.

En favor del decreto, el diputado de Foro Enrique Álvarez Sostres aseguró que en los actuales momentos de dificultad es preciso 'racionalizar' la cobertura por desempleo para potenciar la formación y la búsqueda de empleo.

'Excluye a los jóvenes y los condena a la dependencia de los padres', afirma la socialista Gutiérrez

Al margen de los argumentos, los grupos coincidieron en su mayoría en criticar el tono adoptado por la ministra de Empleo, quien encendió el debate en su turno de réplica y suscitó por parte de la diputada del Grupo Socialista una crítica a sus 'gritos'. A continuación, Barkos llamó la atención al centrar el debate en la acción del Gobierno y de la oposición, en la misma línea de las críticas que posteriormente vertió el diputado de PNV. La portavoz de UPyD fue más lejos y se centró en la ministra para pedirle 'rigor y respeto' y consideró que la discusión entablada al inicio del debate 'no aporta ayudas a los parados y encanalla la política'. 'No es bueno para la democracia'.

Asimismo, afeó a la ministra que asegurara que votar contra el decreto era votar contra los parados, algo en lo que coincidió Coscubiela, quien le acusó 'manipulación política' e invitó a Báñez a acudir el próximo sábado 15 de septiembre a la concentración convocada en la Plaza de Colón de Madrid por la Cumbre Social para explicar 'mirando a los ojos a los parados' sus argumentos.