Público
Público

La izquierda rumana va en cabeza en las elecciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Luiza Ilie y Marius Zaharia

El opositor Partido Socialdemócrata (PSD) parecía haber ganado el domingo las elecciones parlamentarias en Rumania, de acuerdo a encuestas a pie de urna, reduciendo la probabilidad de una reactivación de las reformas anticorrupción impuestas por la Unión Europea si consigue formar un Gobierno.

El PSD explotó los temores que sienten muchos rumanos respecto al impacto de la crisis financiera global y las disparidades de la riqueza, para conseguir un regreso de último minuto tras haberse visto involucrado en escándalos de corrupcón.

El PSD prometió dar beneficios de seguridad social y recortar impuestos a los más pobres.

Dos sondeos a pie de urna, uno de la cadena privada Realitatea TV y otro de la cadena pública TVR 1, mostraron que el PSD, heredero del régimen comunista derrocado en 1989 en una sangrienta revuelta, capturó el 36-37 por ciento de los sufragios.

Otro grupo opositor, el Partido Demócrata Liberal (PD-L), que posee estrechos lazos con el presidente Traian Basescu, ganó 30-31 por ciento de la votación, mientras que el Partido Nacional Liberal (PNL) del primer ministro Calin Tariceanu estaba en tercer lugar con el 20 por ciento.

Para formar un gobierno, el PSD tendrá que negociar con el PD-L, que se beneficia de lazos cercanos con el presidente, quien bajo la ley rumana es quien nomina al primer ministro.

La victoria de los socialdemócratas en la votación del domingo aumenta su oportunidad de regresar al poder después de cuatro años en la oposición, pero una coalición entre los demócratas y los liberales, que juntos formarían una mayoría, también es posible.