Público
Público

Jade Goody se bautiza junto a sus dos hijos en la capilla del hospital

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Jade Goody, la ex concursante británica de "Gran Hermano" enferma de un cáncer terminal que ha decidido vender a la prensa sus últimas semanas de vida, cumplió hoy su deseo de bautizarse junto a sus dos hijos en la capilla del hospital.

Según su publicista, Max Clifford, Goody, de 27 años, y sus dos hijos -Bobby, de 5 años, y Freddy, de 4- recibieron el sacramento en un servicio religioso "muy breve y emocionante" que se celebró en el Hospital Royal Marsden, en el oeste de Londres.

La ex concursante del programa televisivo asistió a la ceremonia en una silla de ruedas, ayudada por varias enfermeras y "muy pálida y frágil", explicó su representante, que subrayó que este acto será posiblemente el último de la enferma en presencia de los medios.

La estrella de la telerrealidad británica dedicó "una sonrisa y un beso" a la veintena de familiares y amigos que acudieron a la cita, entre quienes se encontraban el padre de sus hijos, Jeff Brazier; su marido, Jack Tweed; y su madre, Jackiey Budden.

Goody pretendía celebrar el bautizo -cuyas fotos se publicarán próximamente en la revista del corazón "OK!"- en una iglesia, pero ese deseo no ha podido hacerse realidad debido a que los médicos la tienen fuertemente sedada.

Con la venta de su agonía a varios medios, la antigua concursante de "Gran Hermano" pretende recaudar tanto dinero como pueda para sus dos hijos, que saben que su madre están enferma pero ignoran que va a morir.

El pasado mes, Jade Goody vio cumplido el último gran sueño de su vida al contraer matrimonio con Jack Tweed, un joven de 21 años y actualmente en libertad vigilada por agresión a un adolescente.

La novia vendió la exclusiva de su boda por algo más de 1,1 millones de euros (algo más de 1,2 millones de dólares) a la revista "Ok!" y la emisora de televisión "Living TV".