Público
Público

"Jamás he vuelto a consumir nada que no me prescribieran"

Un paciente atendido en el programa narra su dura salida de la drogadicción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A.Q.A. fue uno de los primeros en formar parte del experimento de uso compasivo de heroína que, seis años después, le 'ha cambiado la vida'. Se enteró de su existencia porque 'conocía a la persona encargada de las solicitudes'. 'Me animó mucho y yo no dudé en hacerle caso. Hoy día, estoy sano, me he quitado hasta de fumar y, desde que entré, me conciencié tanto en cumplir con lo que me dijeran, que jamás he vuelto a tomar nada que no me hayan prescrito los médicos de aquí', explica.

Ahora prefiere no acordarse de todo lo que ha tenido que hacer, y que ya no haría 'por nada del mundo', para poder costearse un consumo diario de droga. Tiene 47 años y lleva 'más de media vida metido en esta mierda'. Desde los 15.

Todo empezó, según explica, por un amigo. 'Me ofreció, lo probé y me gustó porque me evadía de la realidad. Primero tomaba en ocasiones especiales y luego los fines de semana, hasta que necesitaba ponerme todos los días porque estaba pillado. Claro, también en aquellos años había mucha desinformación, tanta que hasta los vendedores probaban con nosotros para saber qué cantidad meter', cuenta.

Tampoco ha tenido recaídas fuera. 'Aquí hay que venir como yo, que me abrí en canal, de par en par', asiente convencido. Tan satisfecho está con el tratamiento, que propone su extensión a otras provincias y que sume nuevos profesionales. 'Le doy gracias a Dios por que esto empezara en mi ciudad porque me atienden estupendamente. No tengo palabras para expresar lo cómodo que estoy', afirma.

Ebanista desde que era un chaval, este granadino y padre de un hijo de 22 años aprovechaba 'el tiempo del almuerzo para comer como los pavos, consumir y, con mucho disimulo, volver al trabajo'. Su madre era la única que intuía algo. Para A.Q.A., superar la adicción empieza por 'aceptar lo que eres, un drogadicto'. 'Es el primer paso para salir de esto y querer quitarse por uno mismo', dice. La fuerza de voluntad y encontrar una motivación para salir adelante son requisitos esenciales. El escalón final, pedir ayuda. Un salto que a él le llevó a una vida mejor.