Público
Público

James bailó, Garnett lideró y la genialidad de Bryant pudo a Wade

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No hubo descanso para las estrellas en la jornada de la NBA y cada una con su personalidad, LeBron James, Kevin Garnett y Kobe Bryant lograron el mismo objetivo, el de ser los jugadores decisivos para que sus respectivos equipos consiguiesen la victoria.

La racha triunfal de los Cavaliers continuó al ganar fácil 101-87 ante los Bulls de Chicago y James volvió a ser el jugador decisivo con un doble-doble.

James aportó 23 puntos, 11 asistencias y bailó hasta provocar y enfurecer al pívot Joakim Noah. Los Cavaliers (14-5) lograron su undécimo triunfo de los 13 últimos partidos disputados que los afianzan como líderes de la División Central.

La falta de descanso, jugaron en menos de 24 horas su segundo partido fuera de su campo, no fue impedimento para que Garnett y los Celtics de Boston derrotasen (87-105) a los Thunder de Oklahoma City.

Garnett aportó 23 puntos, y el alero Paul Pierce consiguió 21 tantos, todos en la primera parte, para que los Celtics lograsen el séptimo triunfo consecutivo.

Los Celtics (16-4) se colocaron solos con la mejor marca de la Conferencia Este, que compartían con Orlando Magic, que tuvieron jornada de descanso.

El base Rajon Rondo aportó 15 puntos y entregó seis asistencias para los Celtics, mientras que el pívot Kendrick Perkins llegó a los 13 tantos con ocho rebotes.

Los Thunder (10-9) fueron liderados por el alero Kevin Durant, que aportó 36 puntos.

Bryant esperó a la última décima de segundo del tiempo reglamentario para superar en el salto el marcaje de Dwyane Wade y anotar el triple "salvador" que permitió a Los Ángeles Lakers conseguir el octavo triunfo consecutivo después de ganar 108-107 a los Heat de Miami.

El escolta estrella de los Lakers (15-3), mejor marca de la liga, aportó 33 tantos, incluido el triple final que desde ya se ha convertido en uno de los más "increíbles" de su brillante historia.

Wade anotó nueve de sus 26 puntos en los dos últimos minutos, pero falló un tiro libre con tan sólo 3,2 segundos para finalizar el partido y le dejo a los Lakers una última oportunidad de empate o ganar el partido.

El alero Carlos Boozer volvió a ser la figura indiscutible de los Jazz de Utah, que ganaron 96-87 a los Pacers de Indiana. Boozer aportó 35 puntos, su mejor marca en lo que va de temporada, y capturó 13 rebotes.

También hubo sorpresas en la jornada, la que saltó en el Philips Arena de Atlanta, donde llegaron los Knicks de Nueva York para ganar (107-114) al equipo local de los Hawks, donde dos noches antes habían completado su mejor anotación en 16 años.

Esta vez el alero Al Harrington anotó 27 puntos y el base Chris Duhon aportó 25 puntos y 10 asistencias para ser los jugadores claves en el triunfo del equipo neoyorquino.

Tampoco se esperaba que la combinación del pívot Zach Randolph y el escolta O.J. Mayo resultó completa para que los Grizzlies de Memphis venciesen 98-82 a los Mavericks de Dallas, en el duelo de líder y último de la clasificación de la División Suroeste.

Randolph confirmó su mejor baloncesto de las últimas temporadas y aportó 24 puntos con 15 rebotes. El base reserva Jason Terry consiguió 18 puntos para liderar el ataque de los Mavericks. La estrella del equipo, el alero alemán Dirk Nowitzki, logró 16 puntos con 10 rebotes, pero anotó sólo 7 de 22 tiros de campo.

La victoria más deseada y esperada la consiguieron los Nets de Nueva Jersey por fin pudieron conseguir su primera en la temporada y terminaron con una racha de 18 derrotas consecutivas, la peor en la historia de la NBA, al ganar 97-91 a los Bobcats de Charlotte.

En duelo de equipos que se colocan en el fondo de sus respectivas divisiones, el pívot cubano estadounidense Brook López consiguió 31 puntos y 14 rebotes para ser la gran figura del partido y de su equipo.

La vuelta del base Chris Paul confirmó la importancia de su juego dentro de los Hornets de Nueva Orleans que ganaron por 98-89 a los Timberwolves de Minnesota (2-17), que también tuvieron el regreso del ala-pívot Kevin Love.

Paul, en su primer partido después de haberse perdido ocho por lesión en un tobillo, aportó 16 puntos, 15 asistencias y recuperó ocho balones para que los Hornets.

El base Rodney Stuckey lideró con 19 puntos y nueve asistencias y los Pistons de Detroit vencieron 105-96 a los Bucks de Milwaukee.

La racha perdedora de cinco partidos seguidos llego a su final para los Raptors de Toronto después que en la prórroga con la dirección del base español José Manuel Calderón y el acierto del alero turco Hedo Turkoglu vencieron (107-109) a los Wizards de Washington.