Público
Público

Jamie Oliver preparará el banquete de los asistentes a la cumbre del G20

El chef británico, conocido por sus programas de televisión, ha eliminado el cerdo del menú de seis platos para no ofender a los participantes musulmanes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los jefes de Estado y de Gobierno del G-8 armaron no poco revuelo al combatir la crisis de los alimentos, en la reunión del pasado julio en Hokkaido, contratando a 25 chefs para degustar un sinfín de platos dignos de los paladares más exquisitos. 

La cumbre acabó con un comunicado final que expresaba la preocupación de los más ricos por 'la gravedad del problema' (el hambre). Un comunicado y una petición masiva de 'almax forte'.

Ahora el horno no está tampoco para bollos, y se espera que en la próxima cumbre del  G-20 la crisis llegue a los platos. Ya se sabe la fecha, el lugar (Londres ) y los comensales, aunque Gordon Brown no ha querido confirmar si invitará a Zapatero, famoso por conseguir tras arduo empeño estirar las lista del G-20 (los 20 países ricos y economías emergentes) hasta hacerse un sitio.

Y se conoce también lo más importante: ¡el chef! El 'arguiñano' de la TV británica, Jamie Oliver será encargado de preparar el menú para el banquete que ofrecerá el primer ministro británico la próxima semana.

El chef británico, conocido por sus programas de televisión y sus libros de cocina traducidos a otros idiomas, ha eliminado el cerdo del menú de seis platos para no ofender a los participantes musulmanes.

Las delegaciones de Arabia Saudí Turquía e Indonesia han pedido que no haya sobre la mesa carne de ese animal y que se sirva además a sus jefes de Estado o de Gobierno carne sacrificada según el rito islámico (halal ), según cuenta el vespertino Evening Standard.

Olivier está 'lidiando con una larga lista' de exigencias dietéticas de sus invitados, llegados de distintos continentes, dijo al periódico alguien al tanto de los preparativos.

El famoso chef tendrá a sus órdenes a un equipo de cuarenta personas en Downing Street, la residencia del Primer Ministro, incluidos algunos aprendices de un restaurante londinense creado para ayudar a la formación de jóvenes de familias con pocos medios.

Oliver, de 33 años, ha destacado en los últimos años por una decidida campaña en contra de la llamada 'comida basura' --mira su página en Youtube-- y a favor de mejorar el menú en todas las escuelas británicas.