Público
Público

Janet Jackson inicia una nueva etapa con "Discipline"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cantante Janet Jackson regresa más espiritual y disciplinada que nunca en su décimo álbum de estudio, "Discipline", un trabajo en el que explora "nuevos escenarios musicales más exóticos y eróticos", que ya hizo evidente en el single de presentación "Feedback".

Con "Discipline" (Universal), Janet Jackson comienza una nueva etapa en su carrera, y no sólo porque se trata de su primer álbum con el sello discográfico Island, sino porque a partir de este trabajo la cantante se siente más realizada "como artista y como mujer" gracias a que ha sido en este momento cuando ha entendido el verdadero significado de lo que es la disciplina.

Y es que no es casualidad que Janet Jackson haya escogido el título de "Discipline" para su nuevo trabajo, ya que la artista asegura que la disciplina, más que una carga, para ella ha sido "una bendición" que "conlleva placer", por lo que la aplica no sólo a su trabajo sino también a su estilo de vida.

"La disciplina formaba parte de la educación familiar que asimilé, y lo considero uno de los aspectos primordiales que definen mi carácter", afirma en las hojas promocionales del álbum Janet Jackson, quien gracias a la disciplina con la que ha trabajado en este nuevo trabajo ha podido "navegar en aguas desconocidas" en lo que a su creatividad se refiere.

Con una estética futurista y muy sexy, Janet Jackson explora nuevos sonidos "algunos más exóticos y otros más eróticos" en 22 canciones que, además, reflejan sus sentimientos más íntimos porque, como reconoce, todos sus trabajos "beben de raíces autobiográficas".

Ganadora de 5 Premios Grammy y conocida por ser la hermana pequeña de Michael Jackson, por protagonizar la serie de televisión "Fama", por interpretar el hit noventero "Together again" y por su polémico "destape" en la final de la Super Bowl del 2004, Janet Jackson refleja algunos de los malos momentos que ha pasado en su vida en canciones como la balada "Never letchu go".

"Cuando leí la letra de esta canción no pude evitar romper a llorar. La canción dice que no podemos dejar de seguir intentándolo porque hayamos pasado malos momentos", dice la cantante, que se sobrepone a los altibajos de la vida a base de disciplina "porque permite resolver los problemas que se nos presentan y encontrar una vía para solucionar las cuestiones que se plantean con un amor honesto, abierto".