Público
Público

Japón cede el paso a China como segunda economía del mundo

El PIB nipón creció un anémico 0,1% en el segundo trimestre, frente al 0,6% que se esperaba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

China está a las puertas de superar a Japón y consolidarse como la segunda economía del planeta este año. Según las estadísticas oficiales publicadas ayer por Tokio, el PIB de la economía nipona creció en el segundo trimestre del año un 0,1% en tasa intertrimestral y un 0,4% en tasa interanual, situándose en 1,288 billones de dólares en el trimestre, por debajo de los 1,339 billones de dólares alcanzados por China entre abril y junio de este año.

Los economistas ven en estas cifras un claro indicador de que China superará al cierre del año a Japón como segunda economía del planeta en términos absolutos del PIB. El Fondo Monetario Internacional prevé que en el conjunto del año, la economía china alcance 5,3 billones, frente a los 4,72 billones de la japonesa.

El PIB trimestral de Japón queda en 1,29 billones frente a los 1,34 de China

Es la primera vez que China logra sobrepasar el PIB japonés durante la primera mitad del año, y no durante los últimos dos trimestres, cuando la economía del gigante asiático acostumbra a repuntar por motivos estacionales (las exportaciones y el consumo doméstico se disparan en los meses previos a la Navidad y al Año Nuevo Chino).

A medida que China consolida su poderío económico en Asia, Tokio se esfuerza por estrechar las relaciones con Pekín y disminuir la tensión histórica entre ambos países por la ocupación imperialista nipona de la región.

Los resultados del segundo trimestre han puesto en evidencia la debilitada situación de la economía japonesa. El crecimiento del 0,1% (frente al 2,4% de Estados Unidos y el 2,2% de Alemania) ha sido muy inferior al 0,6% esperado por los analistas, que temen que su recuperación, ligada principalmente al aumento de las exportaciones, se vea entorpecida si el yen continúa apreciándose frente al dólar. La semana pasada registró su cambio más alto en 15 años.

El principal reto del primer ministro japonés, Naoto Kan, es estimular el consumo doméstico y reducir el elevado déficit público para evitar el 'colapso financiero' del país. Tokio también necesita reformular su posición comercial en la región asiática, donde China ha pasado a ser la principal potencia.

La renta per cápita de China sigue muy por debajo de las potencias mundiales

El crecimiento de la economía china se ha convertido en el principal motor de desarrollo de los diez países del sureste asiático (Asean). Pekín mantiene acuerdos de libre comercio con todos ellos desde principios de 2010. Uno de los principales objetivos de la expansión de China por el mundo es la adquisición de recursos naturales y energéticos para mantener su frenético ritmo de crecimiento y continuar sacando a millones de personas de la pobreza.

Pese a tanto crecimiento, el gigante asiático sigue siendo una potencia emergente. Los ingresos per cápita en China se sitúan alrededor de los 6.786 dólares, muy por debajo los 32.638 dólares de Japón o los 45.253 dólares de EEUU, según las estimaciones del Banco Mundial.

Una vez alcanzado el segundo puesto, los analistas creen que la economía china tardará diez años en superar a EEUU, la primera potencia económica mundial. Sin embargo, las decisiones de Pekín en política monetaria y de tipo de cambio, así como de adquisición de materias primas, juegan un papel cada vez más influyente en el panorama económico mundial.

Exigencias occidentales

Los mercados occidentales, encabezados por EEUU, presionan a Pekín para que flexibilice el tipo de cambio que permita la revalorización de la divisa china. Un yuan más fuerte puede servir a China para reducir su dependencia de las exportaciones y equilibrar el elevado déficit comercial que provoca en otros países, según algunos analistas. Una divisa fuerte puede ayudar a aumentar la capacidad adquisitiva de la población y por consiguiente, a estimular el consumo interno.