Público
Público

Japón se compromete a mantener el plan para reubicar base de EEUU en Okinawa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro nipón de Exteriores, Katsuya Okada, confirmó a la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, que el nuevo Gabinete mantiene el compromiso de reubicar una base militar estadounidense dentro de Okinawa (sur de Japón), informaron hoy a Efe fuentes oficiales.

Un portavoz del Ministerio nipón de Exteriores indicó que Okada mantuvo anoche una conversación telefónica con Clinton y le aseguró que el Gobierno se esforzará para que el traslado de la base aérea de Futenma, en Okinawa, se realice conforme al acuerdo cerrado a finales de mayo por el anterior jefe de Gobierno, Yukio Hatoyama

Ese acuerdo contempla el traslado de Futenma desde la ciudad de Ginowan a otra localidad menos poblada dentro de Okinawa.

Precisamente fue ese pacto el que obligó a Hatoyama a dimitir, ya que durante su campaña electoral el pasado verano se había comprometido a sacar Futenma de Okinawa o incluso de Japón.

Hatoyama fue sustituido por Naoto Kan, de su mismo partido y que hizo algunos cambios en el Gabinete, aunque mantuvo a Okada en Exteriores.

Está previsto que Estados Unidos y Japón cierren nuevos detalles sobre el traslado de Futenma a finales de agosto.

Esta es la primera conversación telefónica entre Clinton y Okada desde que el nuevo Gabinete asumió el poder, hace menos de dos semanas.

Los representantes de Exteriores de EEUU y Japón también se comprometieron a seguir trabajando para reducir las molestias de la presencia militar estadounidense en Okinawa, donde están desplegados más de la mitad de los 50.000 soldados que Washington mantiene en Japón.

Además, ambos cancilleres reafirmaron que coordinarán sus posturas para que el Conejo de Seguridad de la ONU dé una respuesta internacional firme a Corea del Norte por el hundimiento del buque surcoreano "Cheonan" el pasado 26 de marzo, en el que murieron 46 marinos.

El régimen de Kim Jong-il ha negado su implicación en el ataque, pese a que una investigación multinacional apoyada por Japón y EEUU aseguró que la corbeta fue alcanzada por un torpedo norcoreano.

Durante la conversación, que duró unos 20 minutos, Okada y Clinton hablaron también sobre la necesidad de aunar esfuerzos para detener el programa nuclear iraní.