Público
Público

Japón condena a una actriz y cantante por consumo de drogas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una famosa cantante y actriz de Asia, conocida por su imagen de chica dulce y corriente, fue condenada el lunes a prisión por consumir estimulantes ilegales, en el más reciente caso de uso de drogas entre famosos en Japón.

El tribunal ordenó una condena de 18 meses en prisión para Noriko Sakai, de 38 años, que saltó a la fama a finales de la década de 1980 con canciones pop antes de convertirse en actriz.

El escándalo de drogas de Sakai ha acaparado los titulares de la prensa japonesa y en lugares de Asia donde la actriz tiene muchos seguidores desde que ella y su esposo, Yuichi Takaso, fueron arrestados en agosto por posesión y consumo de drogas.

"Echo de menos los días en los que ella debutó y se convirtió en una sensación adorable. Ahora que está en este tipo de situación, estoy impactado", dijo Yoshiyuki Fujimoto, de 42 años, un programador de sistemas que esperó para obtener un asiento dentro de la sala del tribunal.

Sakai estuvo detenida durante unos 40 días tras su arresto, antes de ser liberada bajo fianza de 5 millones de yenes (unos 38.000 euros).

Su juicio ha atraído la atención de medios de comunicación y del público en un país donde rige una actitud muy seria ante el uso de drogas que se debe, en parte, al fuerte abuso de anfetaminas tras la Segunda Guerra Mundial, cuando la droga se vendía sin receta médica.

Más de 3.000 personas esperaron en un parque cerca de los tribunales para obtener una de las 21 entradas para ver la sentencia, mientras otros cientos de personas lucharon con miembros de la prensa para ver a la actriz mientras entraba y salía del edificio.

El caso de Sakai sigue a una serie de arrestos de famosos acusados de consumo de drogas, incluido un luchador de sumo ruso que fue expulsado del deporte.

Aunque la legalización de la marihuana o el uso de la droga con fines médicos es tema de debate o ha sido aprobado en algunos países de Occidente, estas ideas no se han extendido a Japón.

En uno de los arrestos más conocidos en el país, el ex Beatle Paul McCartney pasó nueve días en una cárcel de Tokio en los 80 tras llegar a un aeropuerto japonés con una bolsa de marihuana en su maleta.