Público
Público

Japón designará nuevos puntos de evacuación cerca de la central de Fukushima

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno de Japón anunció hoy que tiene previsto designar nuevos puntos de evacuación cerca de la central de Fukushima donde se teme que los niveles de radiactividad superen el límite anual de 20 milisievert.

El ministro portavoz, Yukio Edano, explicó en rueda de prensa que el Ejecutivo ayudará a los residentes de estos lugares, que denomina "puntos calientes", a trasladarse a otras zonas si así lo desean.

El Gobierno mantiene controles para concretar cuáles serán esos puntos, aunque Edano indicó que el límite anual de 20 milisievert podría superarse en algunas áreas de las localidades de Date y de Minami Soma, cerca de la zona de exclusión en torno a la central.

El portavoz subrayó que la evacuación de estos lugares no será obligatoria, sino una recomendación, y puede ser provisional ya que no se descarta que los niveles de radiactividad bajen.

El accidente en la planta de Fukushima Daiichi llevó al Gobierno nipón a evacuar la población en un radio de 20 kilómetros en torno a la central y declarar ese área como zona de exclusión.

Además, recomendó a los residentes que habitan a entre 20 y 30 kilómetros que permanezcan resguardados o dejen el lugar, y evacuó otras cinco localidades situadas a hasta 40 kilómetros en las que se detectó una elevada radiactividad.

La semana pasada las autoridades de Date indicaron que distribuirán 8.000 dosímetros para medir la radiactividad entre los niños de preescolar, escuelas elementales e institutos, en medio de la preocupación por los niveles de contaminación.

Tras aquel anuncio, también las autoridades de la ciudad de Fukushima, la capital provincial, anunciaron este martes que repartirán dosímetros a 34.000 niños para controlar los niveles de radiación a los que se exponen.

El terremoto y el tsunami del 11 de marzo dañaron los sistemas de refrigeración de la central de Fukushima Daiichi y desencadenaron la peor crisis nuclear en los últimos 25 años, que los técnicos de TEPCO, la empresa operadora de la planta, luchan aún por controlar.