Público
Público

El japonés Murofushi logra por fin el oro mundialista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El japonés Koji Murofushi logró, a los 36 años, el primer oro mundialista de su dilatada carrera, al imponerse en la final de martillo de Daegu 2011 con una notable superioridad.

Murofushi mandó desde el principio (79,72 m.) y ganó con un mejor lanzamiento de 81,24 metros, obtenido por dos veces en el tercer y el quinto intento, y sumó su tercera medalla en unos Mundiales tras haber sido plata en Edmonton'01 y bronce en París'03.

Campeón olímpico en Atenas'04, el atleta japonés, nacido el 8 de octubre de 1974, no dio opción al defensor del título y oro en los Juegos de Pekín'08, el esloveno Primoz Kozmus, quien incluso perdió la plata en beneficio del húngaro Krisztián Pars, quien había sido quinto en Osaka y cuarto en Berlín.

Kozmus, que en su segundo intento lanzó el martillo hasta 79,39 para establecer su mejor marca de la temporada, fue superado en la cuarta ronda por Pars con 79,97, que luego mejoró en la sexta con 81,18, lo que le concedió la plata.

El alemán Markus Esser se quedó a las puertas del podio con una marca de 79,12 y el bielorruso Pavel Kryvitski fue quinto con 78,53.