Público
Público

Jarre llena de luz y sonido el Obradorio en su única actuación en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El músico francés Jean Michel Jarre ha llenado esta noche de luz y sonido la plaza del Obradoiro en Santiago de Compostela en el único concierto en España durante su actual gira.

Unos ocho mil seguidores tuvieron la fortuna de asistir al concierto en la plaza del Obradoiro, en donde está la fachada de la catedral, mientras que alrededor de otras cinco mil tuvieron que conformarse con seguirlo por pantallas gigantes en la plaza de la Quintana, en la parte posterior del templo.

El artista prometió hace un mes, en un visita a Compostela para conocer el lugar del concierto, que ofrecería una mezcla de "tradición y alta tecnología" y una "auténtica arquitectura de luz" y cumplió con creces.

Desde un escenario minimalista situado en las mismísimas escaleras de la catedral, un privilegio que no ha tenido ningún otro artista, el músico de Lyon desplegó durante unas dos horas de concierto todo su repertorio, entre el que destacaron temas como "Magnetic Fields", "Rendez Vous" y "Equinoxe"

Jarre alternó estas canciones con otras menos reconocibles para los no iniciados en su música experimental, que se mezclaba con las imágenes virtuales proyectadas en los laterales de la catedral, iluminada todo el tiempo en tonos azules, verdes, rojos y amarillos.

El autor de "Oxygene", uno de los iconos de la música electrónica, dejó precisamente este tema para uno de los bises. "Voy a tocar una canción que probablemente reconozcáis", indicó de modo irónico Jarre, que durante las dos horas mantuvo una comunicación continua con el público.

Ésta no es la primera visita de Jarre a Santiago, ya que en 1993, también año Xacobeo, ofreció un espectáculo de luz y sonido en el Monte do Gozo.

Sin embargo, él mismo ha reconocido que se siente inmensamente afortunado de poder tocar en la plaza del Obradoiro "uno de los lugares más fantásticos" que conoce, "en una ciudad y un país fantásticos".

"¿Os lo estáis pasando bien? Tenéis suerte de estar en uno de los mejores lugares del mundo", exclamó para el júbilo de los asistentes.

El concierto de Jarre, que se ha podido ver en diferido por la TVG, también ha servido para poner el broche final a las fiestas del apóstol en la capital gallega.

Tras la actuación del músico de Lyon, un castillo de fuegos artificiales a cargo de los responsables del espectáculo piromusical del Día de Galicia despidió las fiestas hasta el próximo año.