Público
Público

Jatamí se retira de las elecciones iraníes

El candidato más moderado podría prestar su apoyo a Musavi, mientras Ahmadineyad medita presentarse por libre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 

El ex presidente iraní Mohamad Jatamí presentó de forma oficial su renuncia a presentarse como candidato en las elecciones presidenciales del próximo 12 de junio para evitar la dispersión del voto, tras varios meses de dudas y especulaciones. En un comunicado reproducido este martes por la prensa en Teherán, el clérigo reformista confirma su 'retirada de la carrera electoral' y alega como principal motivo 'su deseo de evitar que el voto (progresista) se divida'.

 

 

Jatamí, presidente entre 1997 y 2005, anunció oficialmente a principios de febrero su deseo de concurrir a los comicios, exasperado por las reticencias de su colega de corriente y ex primer ministro del país Mir Husein Musavi. El clérigo iraní insistía en que Musavi era el candidato ideal e incluso mostró su intención de apoyar su candidatura y su posible Gobierno desde un segundo plano.

Jatamí era visto con buenos ojos por la Administración Obama por su moderación. Tras alargar las sanciones al país árabe la semana apsada, parece que las relaciones entre ambos países podrían seguir enfriándose

 

 

La semana pasada, el ex primer ministro aventó finalmente sus dudas y expresó su deseo de aspirar a la Presidencia, hecho que alentó los rumores sobre una posible retirada de Jatamí. Sus asesores avanzaron el lunes la noticia e indicaron que el ex presidente concedería su apoyo a otro candidato.

 

 

Sin embargo, Jatamí ha evitado revelar a quién respaldará y se ha limitado a subrayar que la retirada no supone su abandono de la carrera electoral. 'Seguiré estando muy presente y no me distanciaré de mis responsabilidades', afirma en su comunicado.

 

 

Aunque la clase política insinúa que el ex presidente prestará de nuevo su apoyo a Musavi, sus colaboradores más cercanos insisten en que la coyuntura ahora es distinta. 'La situación ha cambiado', explicó el jefe de la oficina política de Jatamí, el hayatolislam Ali Abtahí.

Musavi participó de forma activa de la revolución, dirigió el Gobierno durante los duros años de la guerra con Irak y además es miembro del Consejo de Discernimiento, tercer órgano más importante de poder en Irán, que media entre en el Parlamento y el influyente Consejo de Guardianes.

 

 

La renuncia del ex presidente deja ahora solo dos aspirantes oficiales a la Presidencia en el bando aperturista: el propio Musavi y el ex presidente del Parlamento iraní Mehdi Karrubi, quien en las presidenciales de 2005 ya consiguió alrededor de cinco millones de votos. Algunos expertos consideran que la fragmentación del voto aperturista es el mejor aliado de los conservadores, que todavía no han presentado un candidato.

 

Todo apunta a que el presidente del país, el ultraconservador Mahmud Ahmadineyad, buscará la reelección, aunque según colaboradores cercanos podría hacerlo como 'independiente', lo que dejaría espacio para otro candidato de los llamados a sí mismos 'principalistas'.

 

 

 

 

'En caso de retirada de Jatamí, sus votos se dividirán entre los otros dos candidatos reformistas', advirtió el lunes Abtahi. Conscientes de la situación, diversas fuentes coinciden en señalar que los reformistas siguen aún negociando en busca de un candidato de consenso.

 

La fecha límite para la presentación de candidaturas, que deben ser después aprobadas por el poderoso Consejo de Guardianes, ha sido fijada el 8 de mayo.