Público
Público

Jáuregui dice que la concentración de Barcelona no fue el 15-M sino antisistema y radicalidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, ha dicho hoy que las concentraciones en Barcelona frente el Parlamento catalán "no tienen nada que ver con el 15-M" y ha calificado la protesta de "una mezcla de antisistema y radicalidad antidemocrática muy peligrosa", con la que no tiene nada en común.

En una entrevista en RNE, recogida por Efe, Jáuregui ha subrayado que el 15-M es "la expresión de una queja ciudadana de futuro, una reivindicación de mayor equilibrio social" y una reivindicación de fondo que la izquierda en particular tiene que asumir y canalizar hacia la política.

Jáuregui ha remarcado que ninguna protesta puede justificarse con la violencia, ha añadido que "toda reivindicación muere por la forma en que se expresa, si esta es violenta", y ha subrayado que la democracia no es sustituible, ni se puede cuestionar.

A la pregunta de si es sostenible el Gobierno hasta el final de la legislatura, el ministro ha señalado que el Ejecutivo tiene la firme convicción de agotar la legislatura y ha esgrimido, entre otros motivos, que "España no puede meterse, en este momento, en una contienda electoral, que trae mucha inestabilidad".

Así, ha puntualizado que "España no está lejos de la problemática del euro, de las dudas de los mercados sobre las deudas soberanas ni de las dudas de los mercados sobre Europa".

Jáuregui también ha defendido la necesidad de agotar la legislatura para culminar las reformas iniciadas.

El ministro se ha mostrado convencido de que la estabilidad parlamentaria no se verá afectada en la veintena de leyes que se tienen que aprobar entre junio y julio, si bien de cara al proyecto de Presupuestos, en septiembre, ha dicho que trabajan "con la idea de la estabilidad" y, de no ser así, "ya veremos qué hacemos".

Jáuregui ha abogado por acuerdos con el resto de fuerzas parlamentarias para la aprobación de los Presupuestos, salvo el PP, y ha avanzado que con CC y UPN es "muy posible entenderse", con el PNV se ha mantenido estos años un grado de colaboración que se pretende continuar y, si hacen falta más apoyos, el PSOE no descarta negociar con CiU.