Publicado: 11.11.2014 12:46 |Actualizado: 11.11.2014 12:46

Una jauría de perros salvajes tiene en vilo a los ganaderos de Lleida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En Seròs, un municipio de la comarca de Segrià en Lleida, una jauría de perros salvajes tiene en vilo a los ganaderos de la zona. Es el caso de Ramón Agustí, que desde hace una semana duerme en su granja, a las afueras del pueblo, por miedo a que estos canes le sigan matando ovejas.

La alarma se produjo cuando el pasado miércoles acudía a las 8.30 horas en busca de su ganado como cada día y descubrió que 200 de sus más de 600 ovejas estaban muertas. Algunas presentaban sangre y otras habrían muerto de asfixia al intentar escapar de los perros, según declara a Público el ganadero. Desde entonces, ha decidido hacer guardia.

De no ser así, el pasado domingo los canes hubiesen acabado con otras tantas. "Sobre la una de la madrugada escuché ruidos y mis perros se pusieron a ladrar. Me levanté corriendo y pude ver a cuatro de ellos, negros, y entonces disparé al aire", confiesa. Esa noche murieron otras dos ovejas. En total cuenta que ha perdido 223 debido a que durante la semana han ido muriendo más como consecuencia de los mordiscos y las heridas. El ganadero lamenta que algunas estaban a punto de parir. "Me quedaré aquí hasta que acaben con el último perro. No puedo permitir que me dejen sin mi ganado", anuncia. 

Según Ramón, no es el único. Hace tres semanas otro ganadero sufrió las consecuencias del ataque de los mismos perros, que "se han vuelto lobos". Se trata de una docena de perros abandonados que viven en el monte a las afueras. "Siempre están en guardia, en cuanto oyen un ruido atacan. Son salvajes", asegura.

Fuentes municipales informan de no tener constancia de que haya más personas afectadas en la zona. 

Los Agentes Rurales ya están en busca de la jauría. Pero Ramón Agustí no cree que con sus métodos les puedan capturar. "Ayer los vieron en el campo, pero echan a correr. Estos perros son muy listos. No pueden ir con el coche y los focos porque salen huyendo", afirma.