Público
Público

Javier Fuentes-León propone en "Contracorriente" la "fidelidad" a uno mismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras ser aclamada por el público en el Festival de Cine de San Sebastián y el Sundance estadounidense, el drama romántico "Contracorriente", dirigido por Javier Fuentes-León, llega a España el día 17 para contar una historia que va más allá del "amor homosexual" para hablar de la "fidelidad" a uno mismo.

"Mucha gente da vueltas al tema de la homosexualidad en el filme, pero la película habla de más cosas. No voy a negar que el sexo es un tema importante, pero es una historia de amor y de búsqueda de aceptación del personaje principal de sí mismo", ha explicado hoy el director Javier Fuentes-León en una entrevista con Efe.

"Contracorriente" cuenta la historia de Miguel, un pescador joven y querido de un pequeño pueblo peruano, Cabo Blanco, donde existen tradiciones muy arraigadas sobre la religión y la muerte.

A pesar de estar casado con Mariela, que está embarazada de siete meses del primer hijo de ambos, Miguel mantiene un romance clandestino con otro hombre, Santiago, un pintor que se mudó al pueblo hace un años y es rechazado por exponer, abiertamente, su sexualidad.

Para Fuentes-León el conflicto de Miguel nace de que ve esa relación "como una cosa casual, una aventura", hasta que la vida lo hace "enfrentarse" con la muerte de Santiago.

"Muchas de las películas que han hablado de sexualidad presentan a la fuerza externa: la familia, los amigos, la sociedad... como el obstáculo a sobrellevar, pero para mí es clarísimo que el mayor enemigo, siempre, termina siendo uno mismo", señala el director.

Con una trama centrada en un triángulo amoroso, la selección de actores se convirtió en clave para el éxito de la película.

Manolo Cardona ("Sin tetas no hay paraíso") deja de lado en esta cinta su imagen de galán de telenovela para dar vida a un pintor enamorado y frustrado por la falta de compromiso de su amante.

En el otro lado del triángulo está Mariela, una mujer "fuerte" y "digna" interpretada por la actriz peruana residente en España Tatiana Astengo, quien confiesa en una entrevista con Efe que trató de alejar el rol de "víctima" de su personaje.

"Es peligroso llamarla víctima porque ha toreado bien la situación. Ha salido herida, como todos en estos casos, pero sigue adelante sin bajar nunca la cabeza", aclara la actriz.

En medio de estás dos "fuerzas" está Miguel, un personaje con el que Fuentes-León se sintió desde el primer momento identificado.

"Para mí la historia es la de Miguel, y cuanto más fuertes fuesen los dos personajes que tiran de él hacia un lado y hacia otro, mayor el dilema y la intensidad dramática de la película", ha destacado el realizado peruano.

Por este motivo, Fuentes-León -que es también autor del guión- fue muy consciente durante la construcción de los personajes de la necesidad de "solidez" de Mariela y Santiago.

"Mariela tenía que tener una fuerza interna, no ser desechable porque no quería que el público la viera como el obstáculo para que los otros dos fuesen felices, un trabajo al que ayudó la actuación de Tatiana, que la solidificó", subraya.

En esta búsqueda de Mariela -que le llevó dos años desde la primera vez que leyó el guión-, Astengo se vio obligada a deshacerse de "corazas personales" para ponerse en la piel de una mujer "que se rige por el corazón".

"Durante mi preparación tuve la oportunidad de ir un tiempo antes al pueblo, y conversar con esas mujeres que no tienen nada y cuya máxima preocupación es que sus hijos se vayan, cada noche, cenados a cama", subraya.

Para la actriz, que considera la historia gay una "anécdota", porque la película "no está hablando de eso", "Contracorriente" es un relato de desamor, lo que hace que todo el mundo se sienta identificado.

"Me dijeron que la película no llegaría al público, que se quedaría en el nicho homosexual. Tardé siete años en conseguir financiación así que, que los festivales te digan 'nos gusta', es un bonito regalo", remarca Fuentes-León.

Vera Blanco