Publicado: 27.10.2014 18:28 |Actualizado: 27.10.2014 18:28

Javier Limón: "No acepto el perdón de Javier Rodríguez porque han matado a mi perro y casi matan a mi mujer"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Agotado, agradecido y con ganas de volver a su "vida normal". Así se ha presentado Javier Limón ante los medios esta tarde, horas después de haber recibido el alta en el hospital Carlos III de Madrid. El marido de Teresa Romero, la auxiliar de enfermería infectada de ébola, ha confirmado que tomará medidas contra el consejero de Sanidad de la Comunidad, Javier Rodríguez, aunque ni él ni su abogado han concretado cuáles serán dichas acciones. Lo que sí ha dejado claro es que quiere su dimisión y que no acepta sus disculpas, al igual que rechazó su visita en el hospital. "No acepto su perdón porque han matado a mi perro y casi matan a mi mujer", sentenció.

"Aturdido" por la expectación mediática que ha despertado el caso de su mujer, la primera infectada por el virus en España y en Europa, Limón respondió —siempre controlado por su abogado, José María Garzón— a las preguntas de los periodistas, después de que esta mañana sólo atendiera a los micrófonos del programa de Ana Rosa. "Tengo la conciencia muy tranquila porque no he cobrado ni un duro. Por eso he querido dar esta rueda de prensa. Mi mujer y yo sólo queremos volver a nuestra vida tranquila", se justificó.

"Tengo la conciencia muy tranquila porque no he cobrado ni un duro. Por eso he querido dar esta rueda de prensa"Asimismo, pidió disculpas a sus vecinos de Alcorcón y agradeció a amigos —entre quienes citó a la antigua portavoz de la pareja, Teresa Mesa—, familiares y compañeros de Teresa, así como a todo el personal que les ha atendido en estos días, el apoyo recibido. "A ellos les debo que me hayan devuelto a mi mujer", dijo, leyendo un emotivo comunicado que había preparado para no olvidarse de nadie, tampoco de la hermana Paciencia Melgar, a quien agradeció su "generosidad, altruismo y su plasma".

"Hoy es día de agradecer, no de reprochar", continuó Javier Limón su discurso. "Pero hoy no puedo olvidarme de mi perro Excálibur, el hijo que Tere y yo nunca tuvimos", agregó. "Le ejecutaron sin darme oportunidad de reclamar y, como hemos visto en EE.UU. no era necesario, no le dieron ninguna oportunidad", se quejó, incidiendo en que, tal y como había leído,  habría sido una oportunidad para investigar la influencia del ébola en animales.

De hecho, la "ejecución" de Excálibur podría ser una de las causas a denunciar, entre otros motivos, como el daño al honor y a la imagen de la familia o los posibles fallos de protocolo que pudieron poner en peligro "de forma irresponsable" la vida de Teresa, según Garzón.

Esgrimiendo que "aún es pronto" para adelantar los acontecimientos judiciales, un nervioso Javier Limón sí reconoció que ni él ni su mujer se han sentido bien tratados por la Administración sanitaria y, no tanto por la ministra Ana Mato —de quien no ha querido opinar— sino por el consejero madrileño, Javier Rodríguez, a quien acusó de faltar doblemente el respeto a su mujer: "en lo personal y en lo profesional", especificó. "Ahora es el momento de limpiar la imagen de Tere", agregó.

Limón denuncia que la historia de su mujer ha estado "plagada de desaciertos y descontrol político"Asumiendo que el caso de su mujer iba a hacer "historia", Limón denunció que se trata de una historia "plagada de desaciertos y falta de control político", si bien no quiso especificar los "errores" cometidos. "Ya lo hablaremos en su momento", respondió en varias ocasiones, siempre aconsejado por Garzón, partidario de esperar a que Teresa salga del hospital para esclarecer más detalles sobre su situación y las posibles causas de su contagio.

Teresa Romero, que aún presenta restos de virus en sus fluidos, tendrá que permanecer aislada en la sexta planta del Carlos III aún por tiempo indeterminado. "No sabemos cuándo va a dejar de estar aislada. Hay que hacerle cultivos para saber si el virus está vivo o muerto",explicó su marido. "Su preocupación ahora es recuperarse", agregó Limón, insistiendo en sus deseos de descansar y preparar su casa para cuando vuelva su mujer.

De momento, Limón no tiene noticias de posibles indemnizaciones por parte de la comunidad. "Sé que mañana van a desinfectar mi casa porque hasta ahora sólo han ido a recoger los restos de Excálibur, y que todo lo que se tenga que tirar lo van a reponer para que la casa quede igual que al principio", especificó, sin querer dar detalles de dónde se hospedará hasta entonces para salvaguardar su intimidad y su descanso. "Yo haré todo lo posible en este tiempo para que la casa esté preparada cuando salga Tere", concluyó.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-el-consejero-de-sanidad-de-la-comunidad-de-madrid-javier-rodriguez-debe-que-ser-cesado-de-su-puesto