Público
Público

Javier Moro evoca la figura del emperador de Brasil en el Premio Planeta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El escritor madrileño Javier Moro evoca la figura del primer emperador de Brasil, que dibuja como un adelantado a su tiempo, en su novela "El imperio eres tú", con la que ha ganado esta noche el 60 Premio Planeta.

"El imperio eres tú" es una minuciosa crónica de la vida del emperador de Brasil Pedro I, que reinó en la primera mitad del siglo XIX, un hombre, ha dicho en conferencia de prensa Moro, que encarna "la larga historia de la lucha del hombre por la libertad, en concreto el hombre que forjó la independencia de la primera nación latinoamericana" y que define como una de las personas "más sorprendentes, pintorescas y originales".

Ante el Príncipe Felipe, Moro ha recordado que Pedro I fue "español, nieto de Carlos IV, digno y glorioso antepasado vuestro, que estuvo siempre del lado de la historia, en una época de monarquías absolutas".

Pedro I fue, a decir del ganador del Planeta, "un hijo leal, amante fogoso, pero un marido terrible, y si no, que se lo pregunten a su mujer, Leopoldina de Austria, que le ayudó a ser emperador a los 23 años pero que tuvo el defecto de amar demasiado a un hombre, mitad Don Juan y mitad Don Quijote, al que se atribuyen 120 hijos, de los que reconoció a una docena".

Al final de su vida, el emperador "no quería el poder, sino la gloria", y lo consiguió luchando del lado de la libertad en un conflicto civil que "se puede ver como el preludio de nuestra guerra civil".

Moro, que ha tardado tres años en escribir la novela, con un año y medio de investigación documental, asegura que su obra no sólo es la historia de Pedro I, sino también la historia de su familia, obligada a huir a América huyendo de Napoleón, que fue "la primera vez que una monarquía europea se fue a las colonias y con ella el 10% de la población de Portugal, que trasladó la capital del reino desde Lisboa a Río de Janeiro".

En sus páginas, Moro describe una corte en la que conviven "tratantes de esclavos, militares codiciosos, artistas, músicos y científicos idealistas".

Ha confesado que escribir "El imperio eres tú" era un reto, porque en las dos últimas novelas se había metido en la cabeza de dos personajes femeninos y ahora le apetecía "atacar la psique masculina" y para ello "quería contar desde dentro lo que los historiadores han contado por fuera".

Al contrario que su padre, el emperador Pedro II, "un hombre demasiado perfecto, nada mujeriego y que reinó durante 50 años", Pedro I resultaba mucho más atractivo desde un punto de vista literario: "En los 36 años que vivió hizo muchas cosas y marcó con su huella la historia de dos continentes".

Tras visitar literariamente la India en sus tres últimos libros, "Pasión india", "El sari rojo" y "Era medianoche en Bhopal", Moro ha justificado su retorno a Brasil, el país que inspiró su primer libro, "Senderos de libertad".

"Tras publicar 'El sari rojo', Sonia Gandhi -personaje que inspira la novela- me lanzó su batería de abogados y protestó tanto por el libro, me amenazo tanto, aunque luego no consiguiera nada porque el libro no era difamatorio, que tomé la determinación de no escribir sobre gente viva y de hacerlo sobre gente que estuviera muerta desde hacía muchos años y que sus abogados estuvieran también muertos desde hacía muchos años".

Desde la época en que vivió en Brasil en los años 90, Moro ya tuvo conocimiento de Pedro I, de Leopoldina, una mujer todavía muy querida en Brasil y de su amante Domitila de Castro, unos personajes fascinantes que "no podía dejar pasar su historia".

En las investigaciones que realizó sobre el primer emperador de Brasil, Moro descubrió que tenía una madre española, un aspecto poco conocido en nuestro país, ha dicho.