Publicado: 09.02.2014 08:00 |Actualizado: 12.01.2015 22:00

Javier Raya: "Nos han recortado justo cuando más ayuda necesitábamos"

El patinador español pide más infraestructuras y financiación para que el patinaje se desarrolle en España. "Nos hemos tenido que sufragar nosotros mismos parte de los entrenamientos", lamenta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El patinador Javier Raya (23).

El patinador Javier Raya (23).

Ha dedicado toda su vida a su pasión, desde que comenzó muy pequeño. Mientras que sus amigos salían por la noche, él se quedaba en casa para entrenar muy pronto el sábado. Al mismo tiempo, Javier Raya (Madrid, 1991) ha compaginado el patinaje con sus estudios de comunicación audiovisual. Una de las dos cosas, o las dos, quién sabe, será su futuro cuando deje este deporte. Un futuro para el que aún queda mucho. De momento, el presente del patinador madrileño son los Juegos de Sochi, en los que se estrenan el día 13.

-Imagino que el patinaje será un deporte que le hace ser muy exigente, ¿no?

Sí, yo llevo desde los siete años y te dedicas a entrenar mientras la gente hace otras cosas. Y ahora más exigente todavía, porque cuando llegas al nivel de salir a los campeonatos internacionales, cuanto más tiempo dediques, mejor. Si dedicas cuatro horas, vas a mejorar mucho; si dedicas ocho, ni te cuento. Actualmente, mi rutina es entrenar dos horas en hielo y dos en el gimnasio.

-Su pasión y decisión de pequeño tuvo que ser muy importante.

Sí, desde los seis o siete años. Pero empiezas con pocas horas, y más en España que no hay muchas pistas y las que hay están muy masificadas. Tenemos las horas contadas para poder entrenar solos, no como en otros países que tienen más infraestructuras.

-¿Cómo fueron esos comienzos?

Fueron muy exigentes. Lo que más me acuerdo que me exigió es cuando empecé a competir en España e internacionalmente. Entonces, con 12 años, tenía mucho que recorrer todos los días porque tenía que ir a entrenar desde Alcobendas a la pista de Leganés. Llegaba a mi casa a las 00:30. Desde ese momento hasta ahora he entrenado al máximo, y más aún en los últimos cuatro años, con la vista puesta en Sochi.

-¿Fue duro compaginar todo eso de pequeño con los estudios o los amigos?

Fue muy difícil, pero al final he seguido hacia adelante. Algunos amigos se han quedado en el camino, pero también tengo suerte de tener buenos amigos; y esos, pase lo que pase, están ahí. Pero yo no he podido salir tanto de fiesta, entonces ha sido más complicado tener un grupo de amigos. Cuando ellos salían por la noche un viernes yo no podía, porque tenía que entrenar el sábado.

Javier Raya dialoga en un descanso de su entrenamiento.

Javier Raya dialoga en un descanso de su entrenamiento.

-¿Le deja algo de tiempo para el ocio y su vida personal?

Sí, alguna hora libre siempre queda, y si no, la buscas, haces lo que puedas (risas). Pero también es verdad que, al final, siempre estás más cansado. Y si te queda alguna hora libre no vas a salir, porque estás muy cansado (risas).

-¿Echa de menos algo más de interés en España?

Va mejorando. De hecho, en los últimos Europeos de patinaje creo que ha habido el mayor seguimiento que yo recuerde, ahora que los resultados son mejores. Está claro que no va a ser igual que con el fútbol, pero sí estaría bien que hubiera un poco más de interés, como ocurre en otros países. En España el fútbol es lo más grande; el patinaje va saliendo poco a poco, la gente se va animando, pero sigue siendo un seguimiento casi familiar. De hecho, hasta conocemos a los fans (risas). Está claro que se podría hacer algo más, más pistas de hielo o una mayor promoción.

-¿Se sienten peor valorados en ese sentido en comparación con otros deportes?

"En España el fútbol es lo más grande; el patinaje va saliendo poco a poco, la gente se va animando, pero sigue siendo un seguimiento casi familiar"

No, es que es así nuestro país culturalmente. El fútbol lleva mucho tiempo y la gente lo ha practicado y visto desde hace mucho, no como el patinaje. Todo el mundo ha jugado al fútbol de pequeño, pero el patinaje no, porque sólo hay doce pistas en España y es más caro. Lo más importante para que se mueva todo es que construyan más pistas.

-¿Cómo se financia?

Los viajes internacionales los costea la Federación, pero también pagan mucho los padres. Mis padres, aún hoy en día tienen que poner dinero, y espero que algún día se acabe. Esa es la peor parte. Pero poco a poco, con las becas y los patrocinadores vamos sufragando los gastos.

-¿Han notado mucho la crisis los deportistas?

Los mayores recortes del deporte nos han llegado desde que acabaron los Juegos de 2012 hasta ahora. Nos han recortado justo cuando más ayuda necesitábamos, en estos dos últimos años, ahora que empieza Sochi. Entonces, claro que lo hemos notado. Ha habido tantos recortes que la Federación no tenía dinero y nos hemos tenido que sufragar nosotros mismos parte de los entrenamientos y otros gastos.

-Cuando ve que faltan ayudas, que hay poco interés, ¿no piensa en algún momento en dejarlo?

En otro momento quizás me lo habría planteado, pero no en los últimos dos años, que son los más importantes. Este deporte, además, te engancha y apasiona de una manera que no lo puedes dejar, no al menos por temas económicos.

Javier Raya, durante su práctica antes de los Juegos.

Javier Raya, durante su práctica antes de los Juegos.

-¿Ni siquiera con tanta exigencia y tantas horas de entrenamientos y viajes?

Hay muchas cosas y sí, a veces parece que vas a explotar, pero luego tenemos como recompensa ir a estos campeonatos. No me planteo dejarlo, pero sí que a veces es muy complicado todo.

-La carrera de los patinadores es corta. ¿Qué objetivos se ha planteado de aquí al final?

Bueno, ya he logrado ir a Sochi, que es la primera meta que me había puesto, y el siguiente es ir a los próximos Juegos.

-¿Y cuando deje el patinaje qué hará?

"Este deporte te engancha y apasiona de una manera que no lo puedes dejar"

Me gustaría tener mi carrera de comunicación audiovisual acabada (ahora estoy entre 2º y 3º) y dedicarme a ello. También me gustaría poder seguir vinculado al patinaje, porque me encanta y tengo la experiencia necesaria para poder ser entrenador, por ejemplo. O juez, que te deja un poco más de tiempo libre.

-¿Con qué programa compite en Sochi?

Tengo dos: el corto y el largo. El corto es con la música de Los Miserables y el largo con Sing, Sing, Sing, de Louis Prima. Está bastante bien entrenado y trabajado desde que empezamos con ello en septiembre. Desde que montan el programa ya sólo entrenas y repites lo mismo, intentando pulirlo.

-¿Cuál es su objetivo en los Juegos?

Primero, pasar la clasificación y llegar a la final. Después, hacerlo lo mejor posible y, puestos a pedir, conseguir un diploma olímpico.