Público
Público

La jefa de Bankinter cuestiona el último plan económico de Rajoy

Dancausa dice que las medidas anunciadas el viernes, subida de impuestos incluida, "han sido un jarro de agua fría", y que con ellas  será "difícil" que la economía "despegue".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, ha lamentado este lunes que el Gobierno no anunciara el pasado viernes medidas para 'encauzar y acelerar' el crecimiento, y ha agregado que mientras se sigan incrementando los impuestos y no se acometa el sobredimensionamiento de las administraciones públicas, será 'difícil' que la economía 'despegue'. 'Esta es la tarea pendiente que tiene el Gobierno. Es fundamental volver a crecer y no lo estamos viendo', ha señalado la directiva en rueda de prensa de presentación de los resultados del primer trimestre.

A su juicio, el problema que tiene España actualmente es que se está produciendo una 'mala gestión de las expectativas'. Así, ha indicado que la semana pasada comenzó con una bajada de la prima de riesgo que trajo 'optimismo', a lo que siguieron los datos 'escalofriantes' de la Encuesta de Población Activa (EPA). A ello se sumaron las nuevas medidas anunciadas en el Consejo de Ministros del viernes. 'Nos dijeron que no se iban a subir los impuestos y que había medidas para el crecimiento y la recuperación. Cuando hemos visto que eso no ha sucedido y vemos nuevos impuestos, ha sido un jarro de agua fría', ha dicho.

Dancausa ha hecho hincapié en que 'banca y economía van de la mano' y ha destacado que no hay 'una secuencia mágica' para hacer que las cosas evolucionen favorablemente porque, según ha precisado, 'puede haber muchas razones por las que aunque ya haya crédito, la economía no despegue'. Por eso, ha insistido en que la economía y la banca 'necesitan cada una de los aciertos de la otra'. 'La banca no se puede recuperar si crece el paro, las empresas cierran y los datos son peores. La economía también necesita de la banca. Hay que trabajar en paralelo y solo con los aciertos simultáneos de ambos lograremos salir adelante', ha apuntado. En este sentido, ha hecho alusión a lo que está sucediendo entre las empresas, cuyo dato de morosidad está creciendo. 'Llevamos seis años de crisis económica importante y se empiezan a notar los efectos. Grandes compañías modélicas nos han decepcionado y deben mucho dinero a la banca', ha añadido.

Dancausa ha lamentado, además, que los bancos sanos tengan que 'seguir pagando' los 'desatinos' de las cajas y de las entidades financieras que 'no han hecho bien las cosas' en los últimos años. Durante la presentación de resultados del primer trimestre de la entidad, la directiva ha señalado que 'el horizonte de la recuperación económica se extiende', después de conocer la semana pasada los últimos datos del paro y el adelanto de una posible subida de impuestos. 'No tenemos que bajar la guardia. El horizonte de la recuperación se extiende. Los bancos sanos vamos a tener que seguir pagando los desatinos de las cajas y las entidades que no han hecho bien las cosas. Nos queda un largo camino por recorrer', ha apuntado.

Bankinter registró un beneficio neto de 50,4 millones de euros durante el primer trimestre del año, lo que supone un incremento del 1,9% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. El banco ha destacado la mejora de sus resultados en un entorno 'muy complejo' en el que mantiene una 'excelente' calidad de activos y en el que ha seguido fortaleciendo su solvencia, liquidez y estructura de financiación. El beneficio antes de impuestos se situó en 67,8 millones de euros, lo que supone un avance del 6,8% respecto al primer trimestre del ejercicio anterior.

La entidad ha subrayado que se trata de unos resultados 'positivos' sustentados sobre crecimientos en todas las líneas de negocio, y en especial en aquellas que son estratégicas para el banco, como la banca privada. Paralelamente ha sido también determinante, según el banco, la contención de los gastos, lo que ha derivado en mejoras de la eficiencia de la actividad bancaria, hasta alcanzar un ratio del 43,2%. En concreto, el margen de intereses alcanzó los 132,6 millones de euros, un 19,4% inferior al de un año antes, debido a la 'abrupta cañida' del Euríbor a un año, principal referencia de los préstamos hipotecarios, y su consiguiente impacto en esta cartera.

Según el banco, esta contracción del margen de intereses ha tocado fondo y se recuperará de manera progresiva a lo largo de 2013 como resultado de una estrategia de repreciación activa de los diferenciales de la cartera no hipotecaria, así como de la reducción de los costes de la financiación minorista.

El margen bruto, por su parte, se situó en los 320,6 millones de euros, un 2,7% más, debido al buen comportamiento de las comisiones netas, con un crecimiento del 14,9%, mientras que el margen antes de provisiones fue de 153,7 millones, un 6,7% superior al del primer trimestre de 2012.

El ratio de la morosidad del banco se sitúa en el 4,5%, frente al 3,67% del primer trimestre de 2012 y al 10,4% que tenía a febrero de este año el sector, con una cartera de activos problemáticos inferior a la del resto de entidades, cuyas provisiones se han visto reforzadas, y con unas coberturas que se mantienen a buen nivel: un 47,5% sobre la morosidad y un 37,3% sobre los activos adjudicados. En la presentación remitida a la CNMV, la entidad ha señalado que la morosidad sigue sin dar tregua y no lo hará mientras que las cifras de desempleo continúen creciendo.

En cuanto a la solvencia, Bankinter se ha fortalecido durante este periodo, alcanzando al cierre del primer trimestre un ratio de capital EBA del 10,4%, y que llega hasta el 10,8%, aproximadamente, gracias a la reciente ampliación de capital realizada íntegramente con cargo a la reserva de revalorización de activos. Asimismo, la entidad ha destacado que los 1.200 millones de euros de vencimientos del primer trimestre de 2013 se han financiado en mercado gracias a las dos emisiones de cédulas hipotecarias llevadas a cabo en el trimestre, por importe de 500 millones cada una, y la emisión de cédulas al BEI por importe de 200 millones.

Por lo que se refiere al balance, los activos totales alcanzaron los 57.756,3 millones de euros, un 4,7% menos que un año antes, mientras que los créditos sobre clientes totalizaron los 41.015,7 millones de euros, un 2,3% menos. En concreto, el volumen de créditos a empresas se incrementó en un 8,5%, hasta los 16.500 millones de euros, como consecuencia del cambio de 'mix' de la cartera crediticia hacia un mayor peso del crédito no hipotecario y, en consecuencia, hacia una mejora de los diferenciales.

La consejera delegada de Bankinter ha afirmado que la reestructuración bancaria no está acabada y todavía queda mucho por hacer, al tiempo que ha augurado más fusiones en el sector en los próximos tiempos. 'La banca nacionalizada todavía está pendiente de la salida a Bolsa, está la evolución de la Sareb... Tenemos muchas cosas pendientes de resolver para decir que se ha acabado la reestructuración financiera. Supongo que alguna fusión más habrá, porque hay bancos que habrá que darles alguna salida', ha manifestado en la rueda de prensa de presentación de resultados del primer trimestre, donde ha descartado que se vaya a recapitalizar nuevamente a la banca española.

Centrada en el futuro de Bankinter, Dancausa ha manifestado que la entidad será una de las que pervivan en el panorama financiero español en el futuro y ha avanzado que los beneficios que tendrá este ejercicio serán 'bastante mejores' que los de 2012. No obstante, no se ha aventurado a dar una cifra, ya que ha supeditado lo que pueda ocurrir a factores como nuevas imposiciones regulatorias, más exigencias de provisiones o a la marcha general de la economía. 'Mi obsesión es que los beneficios sean consistentes y siempre mejores que el año anterior. Le aseguro que van a ser mejor que en 2012, bastante mejores. Cuánto de mejores, no lo puedo decir', ha añadido.