Publicado: 23.10.2014 10:49 |Actualizado: 23.10.2014 10:49

La jefa de Bankinter dice que en Caja Madrid ha habido una mezcla "de la cultura del saqueo" y "de la chapuza"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, ha afirmado este jueves que en el caso de los gastos realizados por ejecutivos de Caja Madrid a través de tarjetas B se ha dado una mezcla de la "cultura del saqueo" y la "cultura de la chapuza". "Ha habido una mezcla de lo que ha sido la cultura del saqueo, en auge en los últimos años, con la cultura de la chapuza, con la que llevamos años viviendo en España", ha indicado, al tiempo que ha precisado que esta práctica consiste en ver qué obtiene el particular de la entidad o partido en vez de qué puede aportar a los mismos.

Desde su punto de vista, este tipo de conductas se evita "con ejemplaridad" dirigida desde arriba, es decir, desde las personas que ocupan los puestos más altos de las entidades. Dancausa, que en ningún momento ha citado nombres, entiende que este tipo de actuaciones "tiene mucho que ver con empresas sin dueño". Así, ha precisado que le parece "raro" que en compañías con accionistas y empleados no se rindan cuentas. En este sentido, ha circunscrito "el descrédito" al sector de las cajas de ahorros, aunque ha matizado que no todas fueron mal gestionadas.

La consejera delegada de Bankinter ha insistido en que este descrédito "no es extrapolable" a los bancos que, a su juicio, han hecho una gestión "rigurosa y seria siempre". Sin embargo, ha advertido de que la batalla de las relaciones públicas la banca la tiene perdida y ha reconocido que, aunque en el pasado se hayan podido cometer errores, la reforma del sector y la legislación no ayudó. "¿Se podía haber defendido mejor la banca? No lo sé. Creo que tampoco ayudó la legislación y cómo se hizo una parte de la reforma", ha sentenciado, y ha explicado que en aquel momento se difundió la idea de que todos los bancos eran iguales, de que todos habían hecho las cosas mal y que todos tenían problemas.

Dancausa entiende que ésa fue la raíz de la "mala reputación" de la banca, pero ha dicho que, poco a poco, las cosas cambiaron y se mostró que no todas las entidades eran iguales, que no todas habían cometido "algún tipo de barbaridad" y que tenían gestores "serios y solventes". "Pero esto es como en cualquier sector y diría que en cualquier familia", ha apostillado.

Dancausa, además, ha señalado que el ambiente de optimismo que se vivía en la economía española en el último trimestre está cambiando y ha alertado de que están apareciendo "muestras de escepticismo". En rueda de prensa de presentación de resultados de la entidad bancaria en el tercer trimestre del año, Dancausa ha señalado que los organismo e instituciones que tienen que ayudar a crecer a la economía, entre los que ha citado al Fondo Monetario Internacional (FMI), están "desorientados".

No obstante, ha explicado que están apareciendo ciertos datos económicos positivos, tales como el del desempleo, aunque ha indicado que la tasa de paro sigue siendo "muy alta". "Estamos en un punto que esperemos que sea de no retorno", ha dicho. Frente a ello, ha mencionado las cifras de morosidad, que han repuntado en los dos últimos meses, "no tanto porque haya crecido el número de créditos dudosos, sino porque ha decrecido el total de créditos otorgados". No obstante, ha señalado que la tasa de mora de Bankinter se ha mantenido estable en el 4,96%, una cifra tres veces inferior a la media del sector financiero en su conjunto.

Bankinter mejoró su resultado neto a septiembre un 31,6%, en línea con el ritmo de crecimiento de la primera mitad del año, En un hecho relevante, el banco dijo que su beneficio neto en los primeros nueve meses del año ascendió a 205,1 millones de euros. El banco, que podría resultar de los mejor parados del sector financiero español en los resultados de las pruebas de estrés europeas que se publican este fin de semana, dijo que su ratio de capital en términos de Basilea III cerró el tercer trimestre en el 12,37 por ciento, dos décimas por encima del ratio logrados en junio. El margen bruto subió un 8% a 1.072,7 millones de euros, el de margen de intereses se incrementó un 17,9% a 544,8 millones, y el margen antes de provisiones, cerró el tercer trimestre con 532,2 millones de euros, un aumento del 8%.

Bankinter es una de las entidades menos afectadas en España por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. Su tasa de morosidad se situó en el 4,96%, sin cambios frente a junio y en comparación con una mora media del sector superior al 13%. Somos muy positivos sobre la entrada de mora, creo que hemos tocado el pico, aunque obviamente habrá trimestres que suba o baje ligeramente, ya que una reducción drástica de esta cartera depende de la economía", dijo Gloria Ortiz, directora financiera de Bankinter, en una conferencia con analistas.

El grupo, uno de los pocos en los que el crédito está creciendo, dijo que los préstamos se incrementaron un 1,1% más que en el mismo periodo del año anterior, situando el volumen de créditos a clientes al 30 de septiembre en 41.675 millones, destacando el crecimiento de la cartera crediticia a empresas, del 6,9%.