Público
Público

Jefa OMS defiende respuesta de su agencia a pandemia gripe H1N1

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Laura MacInnis

La Organización Mundial de la Salud(OMS) no exageró los riesgos de la influenza H1N1 y tomó lasmejores decisiones posibles con la información disponible sobreel nuevo virus, dijo el martes la directora general de laentidad, Margaret Chan.

Ante un panel de revisión externo, Chan defendió los pasosque tomó desde que se descubrió la nueva cepa de gripe hastaque se declaró la pandemia, una medida que generó campañas devacunación globales que luego fueron criticadas comoinnecesarias.

"Personalmente no creo que la OMS haya exagerado laamenaza", dijo Chan a los expertos en la sede de la agencia, alseñalar que se había pecado de cauteloso en lo que terminóprovocando sólo enfermedad leve en la mayoría de las personas.

"Una nueva enfermedad es, por definición, poco comprendidacuando emerge", expresó Chan, ex directora de salud de HongKong que ya ha tenido que combatir la expansión del SARS y lagripe aviaria, y describió una "atmósfera de incertidumbre" alinicio de la pandemia.

La funcionaria manifestó que estaba agradecida por elimpacto moderado de la gripe H1N1. "Si el virus hubiera sidomás letal, estaríamos bajo examen por haber fallado en laprotección de un amplio número de personas", añadió Chan.

Luego de que la cepa H1N1 fue identificada en México, dondeprovocó neumonía mortal a mujeres embarazadas y jóvenesaparentemente saludables -y tras ser detectada también enEstados Unidos-, la OMS activó su escala de alerta pandémicaante el temor de que la enfermedad pudiera causar la muerte demillones de personas al diseminarse por el mundo.

La cantidad de muertes confirmadas por infecciones con lacepa H1N1 es de al menos 18.450 personas en todo el mundo, perola OMS considera que podría llevar un año más determinar lacifra real de fallecidos. La gripe estacional causa alrededorde 500.000 decesos cada año, fundamentalmente entre ancianos.

VICTIMAS JOVENES Y SALUDABLES

Keiji Fukuda, máximo experto de la OMS en gripe, admitióque la escala pandémica de seis puntos provocó demasiadaconfusión mientras el virus se expandía en una formaaparentemente más leve.

No obstante, Fukuda dijo al panel revisor que cuando elH1N1 surgió por primera vez, las preocupaciones sobre lasvíctimas que sufrían síntomas extremos y muerte dominaban larespuesta internacional, lo que llevó a prestar más atención.

"Los casos iniciales se produjeron en un grupo de personasmuy jóvenes y saludables", explicó Fukuda. "Esto fue algo querealmente causó preocupación sobre cómo avanzarían las cosas",añadió.

A medida que la cepa se diseminó por el mundo, losfabricantes de vacunas como Sanofi-Aventis, GlaxoSmithKline,Novartis y AstraZeneca trabajaron para crear inmunizaciones quese ajustaran a las muestras de virus enviadas de los paísesafectados.

Pero la cepa H1N1 terminó causando menos muerte yenfermedad grave que la influenza estacional, lo que llevó amuchos críticos a plantear que la vacunación a gran escalafundamentalmente sirvió para llenar los bolsillos de lascompañías farmacéuticas.

Chan rechazó este planteamiento.

"Nunca vi una sola evidencia de que interesesfarmacéuticos, en lugar de preocupaciones de salud pública,influyeran alguna decisión o consejo brindado a la OMS porparte de sus asesores científicos", dijo la funcionaria.

"Nunca vi una sola evidencia de que beneficios financierospara la industria, en lugar de datos epidemiológicos o devirología, influyeran las decisiones de la OMS", agregó.

La directora general de la OMS decidió declarar la pandemiatotal en junio del 2009, siguiendo el consejo de un comité deemergencia.

El panel externo ante el cual habló Chan preparará uninforme sobre el manejo de la pandemia de gripe por parte de laOMS, para que sea considerado por los 193 estados miembros dela agencia de Naciones Unidas el próximo año.