Público
Público

El jefe de Hizbulá asegura que Israel no conseguirá el desarme de la Resistencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Beirut, 14 ago (Efe).- El jefe del Hizbulá, jeque Hassan Nasralá, aseguró hoy que Israel, no podrá obtener el desarme de la Resistencia, el brazo armado de su grupo, en el segundo aniversario del fin del enfrentamiento.

"El desarme de la Resistencia es un objetivo declarado de Israel y no es un secreto, pero les digo (a los israelíes) que sus presiones no conducirán a ningún resultado", afirmó Nasralá en un videoconferencia transmitido por la televisión Al Manar con motivo de cumplirse dos años del término de dicha guerra.

Entre el 12 de julio y el 14 de agosto, la aviación, la marina y la artillería israelí bombardearon varias regiones libanesas argumentado el secuestro de dos de sus soldados por Hizbulá, causando al menos 1200 muertos, 5000 heridos y casi un millón de desplazados.

"Dos años después del término de la guerra de julio estamos aún convencidos de que lo que ocurrió fue un milagro y una victoria divina", agregó el líder chií en alusión a que Israel no pudo conseguir ninguno de los objetivos fijados.

Según él, las repercusiones de ese conflicto siguen sintiéndose en Israel a nivel de su ejército y de sus oficiales de alto rango, así como en la vida política.

Aseguró que el Estado hebreo estaba "confuso" en el modo en que tiene que hacer frente a los palestinos en la franja de Gaza y que negocia con Siria para ver si puede separarla de Irán.

"Israel está aterrorizado por la República islámica de Irán y vacila si debe atacarla o no", agregó.

Dijo también que la guerra israelí de 2006 continúa teniendo repercusiones a nivel regional, sobre todo en lo que se refiere al proyecto del Gran Oriente Medio preconizado por los EEUU y que hoy en día ni la secretaria de Estado Condoleece Rice menciona.

"Ese proyecto hubiera llevado a la división del Líbano y del mundo árabe" agregó, señalando que la "guerra de julio fortificó la cultura de la Resistencia frente a la de la claudicación".

Aseguró que la Resistencia está consciente de que Israel tiene planes para asesinar a los dirigentes del Hizbulá, pero esto no nos hará dar vuelta la espalda.

"Si el pueblo, el ejército y la resistencia continúan unidos, Israel no podrá llevar a cabo sus amenazas" añadió, subrayando que continuarán trabajando para que el Líbano sea "mas capaz y poderoso".

Dijo que no revelará el tipo de armas que tienen y prometió que el asunto del arsenal de su grupo será discutido en la mesa de negociaciones que tendrá lugar próximamente entre los líderes libaneses bajo la suprvisión del presidente Michel Sleiman.

"Ningún grupo puede eliminar al otro", añadió, y puso de relieve la necesidad de abordar el grave problema económico que atraviesa el país y que podría llevar a un desastre si no se toman las medidas adecuadas.

Condenó el atentado terrorista en Trípoli, que se cobró ayer la vida de 13 personas mientras otras 55 resultaron heridas, señalando que ese acto estaba dirigido contra la Nación, el ejército y el pueblo.

Nasralá calificó de positiva la visita que acaba de realizar el presidente Sleiman en Siria y dijo que abría el camino a una nueva fase en las relaciones entre ambos Estados.