Publicado: 20.06.2014 13:26 |Actualizado: 20.06.2014 13:26

Jerry González, cuando sólo habla la música

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Jerry González (Nueva York, 1949) es un tipo de pocas palabras. Prefiere, valga el tópico, en este caso muy certero, hablar con su música. Uno se ciñe a su historial y se pone firme. Este trompetista y percusionista es uno de los referentes del Latin Jazz mundial: varios Grammy entre muchos otros galardones internacionales y una infinita lista de grandes de la música que en algún u otro momento colaboraron con el genio de Manhattan: Tito Puente, Paco de Lucía, Enrique Morente, El Negri o Niño Josele, entre muchos otros.

Hoy a esa lista se unen otros maestros del jazz-flamenco como, Jorge Pardo, Javier Colina, El Piraña y Josemi Carmona. González confiesa a Público que prevé "un muy buen rollo para esta noche", recordando actuaciones pasadas con sus compañeros.

Actuarán todos ellos esta noche en el Círculo de Bellas Artes tras la proyección del documental ‘Guitarra de Palo' . Una producción de la cineasta Andrea Zapata-Girau y del guitarrista flamenco Antón Jiménez. En la cinta participan, además del trompetista, Lola Greco (Premio Nacional de Danza), Raimundo Amador o el lutier Mariano Conde, y ha sido rodada entre Madrid, Córdoba, La Habana, Berlín, Nueva York, Puerto Rico y Nicaragua. Como le ocurre a González, la película transcurre sin necesidad de diálogos ni narraciones: la música habla por sí misma.

GUITARRA DE PALO trailer 2013 from guitarradepalo on Vimeo.

"Es un documental maravilloso, único", exclama González, tras recordar que él se unió al proyecto casi cuando ya estaba terminando. Al margen de la participación en la cinta, este músico, afincado en España desde hace 15 años, tiene una única idea en mente: no dejar de tocar y "estudiar", como llama el estadounidense al hecho de seguir aprendiendo cada día en el escenario. Madrid es sólo una escala en una gira que le llevará desde Taiwan hasta Colombia pasando por California.

En España su popularidad aumentó considerablemente con la cinta de Fernando Trueba Calle 54, en la que también aparecían Bebo Valdés, Michel Camilo o Gato Barbieri. Pese a que ya contaba con un gran bagaje, fue a partir de ahí cuando le comienzan a llover invitaciones para proyectos y festivales en España, cuando echa raíces en un país, a priori, hostil para el músico que quiere ganarse la vida. "Yo sigo con las mismas ganas, tocando mucho y con la misma ilusión", confiesa. Tras la proyección de ‘Guitarra de palo' será inevitable tener en la mente a Paco de Lucía, fallecido hace unos meses. "Era un dios para la guitarra en España. Puedo decir que tuve el honor de compartir una grabación con él", subraya el maestro de la trompeta.