Público
Público

Jesús Banegas: "La independencia de la política es fundamental"

Tres candidatos, tres fórmulas diferentes para emprender la renovación que todos dicen necesita la CEOE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Elecciones 21-D. Tres candidatos, tres fórmulas diferentes para emprender la renovación que todos dicen necesita la CEOE. Tras el paso por la presidencia del polémico Gerardo Díaz Ferrán, hoy involucrado en multitud de procesos judiciales, tres de sus vicepresidentes aspiran a recomponer el liderazgo de la organización. Dos de ellos (Santiago Herrero y Juan Rosell) pertenecen a patronales territoriales. El tercero, Jesús Banegas, pretende convertirse en el primer presidente de la CEOE que procede de una sectorial.  

Es el único de los tres candidatos que pertenece a una agrupación sectorial, la patronal tecnológica Ametic, que representa a 5.000 empresas, entre las que se incluyen Telefónica, Vodafone, Philips o Indra. Jesús Banegas (Blanca, Murcia, 1947) cree que esa representatividad le da independencia del poder político, una de las características exigibles al futuro presidente de la CEOE.

¿Espera más candidatos?

Según pasan los días, parece menos probable. Pero yo estaría encantado. Amo lapluralidad.

¿Se plantea pactar?

'Si no nos gustan los mercados, no les pidamos dinero prestado'

A fecha de hoy, no tengo pacto con nadie ni lo espero. No tengo contactos con nadie salvo con los votantes. Soy candidato y tengo ideas e ilusión por ser presidente de la CEOE.

¿Con qué apoyos cuenta?

No tengo fama de tirarme a una piscina vacía. Me apoya mi sector, otros están ilusionados y hay territorios donde noto gran simpatía.

¿Se tardó demasiado en forzar la marcha de Gerardo Díaz Ferrán?

Creo que se ha adoptado la mejor solución y quizás antes no se habría hecho por unanimidad. Ahora tengo que defender apasionadamente la figura del empresario y recuperar lo antes posible el prestigio de la CEOE.

¿Qué le parece que Díaz Ferrán apoye a Rosell?

Si lo hace, está muy mal. Yo no quiero que nadie me apoye sino que la organización de CEOE sea exquisitamente neutral.

¿Qué ofrece?

Durante toda la vida he dirigido equipos profesionales de muy alto nivel. Por otro lado, yo creo que para ser presidente de la CEOE hay que haber sido empresario y yo no he sido otra cosa en mi vida. Y hay que tener experiencia institucional, y ser presidente de una asociación como la mía te entrena para relacionarte con la política, con los asociados... También hay que ser algo cosmopolita. ¿Cómo puede presidir la CEOE alguien que no se mueva cómodamente por Bruselas? Y la independencia de la política es fundamental. Si además de decirlo lo demuestras, mejor.

¿Ve excesiva la estructura de la patronal, con 5.000 agrupaciones de base y 35.000 empleados?

No creo que nos sobren asociaciones. Otra cosa es que sean más o menos operativas, pero ¿quién es la CEOE para hablar de cuántas debe haber? Son voluntarias. Lo que sí creo es que en la CEOE hay que reequilibrar las representaciones en los órganos de gobierno. Que no haya grandes asociaciones con pocas vocalías y otras más pequeñas con más.

¿Es correcta la fórmula de financiación de la CEOE?

Básicamente sí, pero si soy presidente tendrá más transparencia, los asociados tendrán mayor información.

¿Habrá 21 vicepresidentes?

Es una de las cosas que tendremos que replantear, pero se decidirá de forma colegiada.

¿Ve lógicas las dudas sobre las ayudas para formación?

Yo recibí como una noticia magnífica la creación de Forcem. Yo no sería nada sin la formación. España se preocupa poco por eso. Es una desgracia de la que somos culpables trabajadores, sindicatos, empresarios, organizaciones empresariales y Gobierno. Lamentablemente, el uso que se ha hecho del dinero ha dado lugar a muchas críticas. Probablemente se han producido abusos y no creo que esté cumpliendo una función óptima. Habría que hacer una reforma muy importante, porque en la formación reside la recuperación económica sostenible.

Si hubiera sido usted el presidente de la CEOE, ¿qué habría hecho con el caso de De La Cavada, acusado de acoso laboral?

No conozco en detalle lo ocurrido pero no me ha gustado. La mujer del César no sólo tiene que ser honrada, también parecerlo. La CEOE debe ser ejemplar en todo.

¿Reforma laboral?

No me gusta apenas nada. Ha facilitado un tipo de despido a cambio de judicializarlo. España tiene mucho desempleo cuando hay crisis, aunque su PIB caiga menos que en Alemania o Reino Unido. Pero en Alemania dejaron que las empresas, de acuerdo con los trabajadores, se adaptaran a la situación reduciendo horarios. En España no permitimos que las empresas tengan flexibiilidad para adaptarse.

¿Está retrasando la CEOE la negociación sobre convenios colectivos?

La CEOE trabaja todos los días. El diálogo es un fin, no un medio. Los últimos temas que hemos tenido sobre la mesa eran insustanciales. Todos los que tenemos responsabilidades sobre empleo en España deberíamos morirnos de vergüenza. Tenemos que sentarnos a resolver ese problema. Es la única forma de salir de la crisis. El sistema fiscal, si no, no se sostiene. Da igual el déficit, la liquidez financiera... lo importante es crear empleo. Si no lo logramos, que nos echen.

¿Huelga general?

Es un anacronismo. Con la plenitud de derechos de que gozan lo ciudadanos, ¿cuántos países la hacen?

Francia, Grecia...

Me refiero a Estados Unidos, Nueva Zelanda, Dinamarca, Austria, Alemania, Suiza, Japón... Además, no tuvo éxito. Sólo lo tuvo allí donde se violentó la voluntad de la gente.

¿Reforma de las pensiones?

No hay alternativa. La esperanza de vida ha crecido espectacularmente. Y si España no cambia el modelo de pensiones le va a costar muchísimo más salir de la crisis porque somos un país endeudado. Si no nos gustan los mercados, no les pidamos dinero.

¿Pondría a Díaz Ferrán a presidir la Fundación?

Hay que revitalizar la Fundación, tiene que tener alrededor un think tank que genere ideas, dedicarse a temas transversales, de Estado. Y al frente debe estar alguien con mucho prestigio, que dé confianza.