Público
Público

Jiménez está convencida de que Venezuela colaborará en el caso de Cubillas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, ha expresado hoy su convencimiento de que el Gobierno de Hugo Chávez colaborará en la lucha contra ETA y en dar respuesta a la solicitud de extradición del etarra deportado Arturo Cubillas por parte de la Audiencia Nacional.

Jiménez se ha referido a este asunto en su estreno en la sesión de control en el Congreso a la pregunta formulada por el diputado del PP Gustavo de Arístegui sobre qué medidas ha adoptado Exteriores ante "la constatación judicial de la creciente presencia de ETA" en Venezuela.

La nueva jefa de la diplomacia española se ha mostrado segura de que la colaboración reclamada a Venezuela "va a seguir produciéndose" respecto al caso de Cubillas, acusado de adiestrar a presuntos etarras en suelo venezolano y de fomentar los vínculos entre ETA y la guerrilla colombiana de las FARC.

Jiménez ha recordado que el Ejecutivo de Chávez ya ha dado muestras de su interés en cooperar, como reflejó la detención el pasado mes de marzo de Walter Wendelín, presunto cabecilla y representante de la ilegalizada Batasuna en América Latina.

"El Gobierno tiene la firme determinación de acabar con ETA, un objetivo que todos compartimos y que se enmarca en el pacto de estado entre PSOE y PP en la lucha contra el terrorismo", ha afirmado.

Tras recordar que "nunca ETA ha estado tan debilitada y arrinconada" y que su "final está próximo", ha pedido al PP mantenerse fiel al espíritu de este pacto y respaldar al Gobierno para lograr esta meta.

En este sentido, se ha felicitado porque el Pleno del Congreso aprobara ayer, martes, una moción apoyada por PSOE y PP para pedir a Chávez que coopere con "firmeza" contra ETA y preste la "máxima" colaboración política y judicial en el caso de Cubillas.

Ha hecho hincapié en que ha sido fundamental la ayuda de países como Francia y Portugal para combatir el terrorismo, "y esa misma colaboración la pedimos a Venezuela".

Jiménez ha reiterado que el Gobierno tramitará de forma inmediata la solicitud de extradición de Cubillas, aunque el Ejecutivo de Caracas ya ha adelantado que no será posible al tener nacionalidad venezolana.

De Arístegui ha exigido más firmeza a la hora de demandar a Chávez que impida a ETA mantener su actividad en este país, cuando "hay constancia judicial de que hay un triángulo diabólico entre el Gobierno de Venezuela, ETA y las FARC".

"¿Por qué atacar a dos partes del triángulo y no a la tercera?", se ha preguntado el diputado del PP.

Ha admitido que "el enemigo es ETA", pero "también sus cómplices", como la guerrilla colombiana y "todo sujeto o país" que le preste ayuda.

De Arístegui ha reclamado a Jiménez la misma contundencia para defender a las instituciones y la policía españolas y no tolerar declaraciones como las del embajador de Venezuela en España, Isaías Rodríguez, quien llegó a sugerir que la Guardia Civil torturaba a los presuntos etarras.

"Hay que mandar un mensaje muy claro a las autoridades venezolanas de que con la democracia española no se juega", ha aseverado.

El diputado del PP se ha mostrado pesimista sobre la posibilidad de que Jiménez cambie el rumbo de la política exterior española, después de relevar a Miguel Ángel Moratinos hace una semana.

A su juicio, el que dicta la acción exterior de España ante países como Venezuela o Cuba es el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.