Público
Público

Jiménez cree bueno para todos un mayor peso de EEUU en Iberoamérica con Obama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, ha afirmado hoy que una mayor presencia de Estados Unidos de la mano de su nuevo presidente, Barack Obama, en América Latina sería positiva tanto para la región como para España.

Jiménez, en el transcurso de un desayuno informativo, ha considerado que el triunfo electoral de Obama abre una nueva etapa y representa una oportunidad para construir una relación triangular entre Estados Unidos, América Latina y Europa basada en "la simetría, el respeto y la cooperación".

Un mayor peso de EEUU en Iberoamérica sería "perfectamente compatible" con los intereses de España en la región porque "hay espacio para todos", según la secretaria de Estado.

"Que Estados Unidos establezca ese diálogo con América Latina como país socio, aliado, amigo, que no sólo se trate la agenda negativa, como ha ocurrido en el pasado, sería una buena cosa. Y eso, en la medida en que es bueno para América Latina, es bueno para España y para Europa", ha argumentado.

Jiménez ha añadido: "Un país, por muy fuerte que sea y hegemónico que haya sido en el pasado, no puede cumplir un papel aislado del resto de países".

Para Jiménez, existen las condiciones para que Iberoamérica se convierta en "un nuevo polo de poder, con peso propio", en un mundo cada vez más multipolar.

La secretaria de Estado ha subrayado que América Latina es en la actualidad "una región más segura de sí misma, más democrática y más soberana", que en años anteriores "habría sucumbido" ante una crisis como la de hoy en día.

Ha reconocido que la coyuntura económica también está afectando al subcontinente americano, pero ha añadido que el impacto está siendo menor que en otras áreas emergentes.

Sobre el papel de China, Jiménez ha dicho que el liderazgo de Estados Unidos y Europa en la región no está amenazado por la potencia asiática y que la crisis también frenará su incursión en el mercado iberoamericano.

Ha hecho hincapié en que "el futuro de España está ligado al futuro de Iberoamérica" y que el Gobierno seguirá apostando por fortalecer la relación regional y los procesos de integración.

En este sentido, ha reiterado que la presidencia española de la UE en el primer semestre de 2010 será "muy latinoamericana".

Respecto a las empresas españolas y los contenciosos que hay en algunos países, como Ecuador, la secretaria de Estado ha dejado claro que la ayuda del Ejecutivo a los intereses de estas compañías es "total".

"No ha habido ni una sola empresa que se haya sentido desprotegida", ha recalcado.

Ha asegurado que España respeta las decisiones que algunos Gobiernos han tomado de forma soberana en perjuicio de empresas españolas, pero ha puntualizado que "en la inmensa mayoría" de los casos ha habido un entendimiento posterior.