Público
Público

Jiménez pide responsabilidad para que los antivirales no pierdan su eficacia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ministra española de Sanidad, Trinidad Jiménez, propuso hoy un uso "responsable" de los antivirales ante el peligro de que dejen de ser efectivos, si se recurre a ellos de forma "indiscriminada" contra la gripe A.

Jiménez planteó este asunto en una reunión sobre las resistencias a los antibióticos y antivirales celebrada en el marco de la cumbre informal de ministros de Salud, que se desarrolla en la Universidad de Jönköping bajo el auspicio de la Presidencia sueca de la UE.

La ministra se refirió también al llamamiento de la ONU para que se destinen alrededor de 1.000 millones de dólares a las poblaciones más vulnerables de los países en desarrollo, tanto para la compra de fármacos como de la vacuna.

"Tenemos que hacer un uso responsable de los antivirales porque el peligro que tenemos es que dejen de ser efectivos si hay un uso indiscriminado de los mismos, esto es una alerta que lanza la Unión Europea y los organismos internacionales", subrayó.

Precisamente, este asunto centró una entrevista entre Jiménez y la comisaria europea de Salud, Androulla Vassiliou, en la que ambas coincidieron en que ésta es "una crisis global que requiere una respuesta global" y por eso es tan importante discutir, intercambiar experiencias e intensificar la cooperación.

Jiménez defendió un "mayor liderazgo" de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para compartir las experiencias que se están adoptando en torno a la gripe A, de modo que las actuaciones sean más eficaces.

La titular de Sanidad recordó que en los primeros momentos de la aparición de la gripe A se daban los antivirales con carácter preventivo, pero ahora que el virus "circula por todo el mundo" no se puede seguir actuando de la misma manera.

"Los protocolos internacionales nos dicen que cuando se den síntomas en una persona sana y estos sean leves, se pueden tratar con fármacos habituales para la gripe, como antipiréticos o paracetamol", explicó.

No obstante, el uso de antivirales está indicado de "manera inmediata" para los grupos de mayor riesgo, como los niños menores de dos años, las personas con otras patologías y las embarazadas.

"De esta manera podemos evitar que la enfermedad progrese aún más", subrayó Jiménez, quien confesó que ante un virus que "lleva en el mundo seis meses" es necesario adaptar "permanentemente" los protocolos tanto sanitarios como de funcionamiento y organizativos.

La ministra española y la comisaria europea también analizaron otros asuntos como la directiva transfronteriza de servicios sanitarios, la de trasplante de órganos y la sanidad en línea o "E-Health".

Por otra parte, los Veintisiete debatieron sobre cómo combatir el problema de salud pública que genera el abuso del alcohol entre los más jóvenes, una situación que en España es especialmente grave.

Jiménez se mostró reticente a promover una Ley que regule la publicidad de bebidas alcohólicas, como pretendió en su momento la ex ministra española de Sanidad Elena Salgado, con la conocida popularmente como "Ley del Vino" que se topó con el rechazo del sector y de la oposición.

Sin embargo, informó de que tanto ella como sus colegas europeos están estudiando "cómo podemos regular la publicidad para que no haya anuncios que inciten a los jóvenes a consumir".

"Hasta ahora se ha estado trabajando en la autorregulación por parte de los productores de alcohol pero creemos que es importante introducir unos elementos de mayor control para evitar que se ligue el consumo de alcohol a una vida más placentera o al éxito, que pueda inducir al error a los jóvenes y fomentar unos hábitos de vida que no son saludables", argumentó.

La ministra señaló que su departamento no se plantea por el momento legislar en este ámbito, pero sí actuar en el campo de la prevención.

Jiménez indicó que está trabajando con expertos para ver cómo dirigirse a las familias e impartir una enseñanza "mucho más clara y eficaz en las escuelas".