Público
Público

Jiménez reúne este lunes a los embajadores árabes para analizar las revueltas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez, mantendrá mañana un almuerzo de trabajo con los embajadores de los países árabes acreditados en España para analizar la evolución de las revueltas en el Magreb y Oriente Próximo, y en especial, el caso de Libia.

Jiménez, quien hoy regresa de Kuwait de acompañar al Rey en una visita oficial, convocará a la veintena de diplomáticos árabes en un hotel madrileño, ha informado Exteriores en un comunicado.

No está previsto que acuda el embajador de Libia, Ajeli Abdussalam Ali Breni, quien se mantiene 'fiel' al líder del país, Muamar el Gadafi.

La legación diplomática libia emitió un comunicado el pasado jueves rechazando las declaraciones de Jiménez en las que decía que Gadafi había perdido "toda la legitimidad" después de bombardear a sus propios ciudadanos.

El embajador de Libia respondió que las palabras de la ministra estaban basadas "en falsedades de los medios de comunicación" y que lo que estaba ocurriendo en Libia no eran manifestaciones pacíficas, sino "operaciones de sabotaje realizadas por elementos de Al Qaeda".

Ali Breni permanece en Madrid y la Embajada libia sigue operando con "normalidad" y recibiendo las peticiones de tramitación de visados, han informado a EFE fuentes diplomáticas.

Otros representantes del país magrebí han desertado de Gadafi, como los miembros de su misión ante la sede de Naciones Unidas o los embajadores en Estados Unidos y Portugal.

La Liga Arabe, que reúne a 22 países, acordó el pasado martes suspender la participación de Libia en todas sus reuniones en respuesta a la represión ordenada por su régimen.

El encuentro de Trinidad Jiménez con los embajadores árabes se enmarca en la ronda de contactos que la ministra mantiene periódicamente con los jefes de las misiones diplomáticas acreditados en España.

Jiménez organizó una reunión similar el pasado 19 de enero con los embajadores de los países de la UE.

El almuerzo de mañana coincide con la sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU convocada en Ginebra, que abordará la situación en Libia.

Este foro aprobó el pasado viernes una resolución por la que suspende la participación de Libia en el organismo y pide la creación de una comisión de investigación que analice lo ocurrido durante las revueltas en el país.