Público
Público

Joan Herrera advierte de que una sentencia adversa obligará a reformar la Constitución

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general de ICV, Joan Herrera, ha considerado que si el Tribunal Constitucional declara inconstitucional el Estatut, esta decisión obligará a reformar la Carta Magna o el propio Alto Tribunal, por lo que se ha mostrado "convencidísimo" de que se reconocerá su "plena" legalidad.

"Si no es así, lo que acabará pasando es que no se aceptará lo que somos como catalanes, y si aquello que somos no cabe en la Constitución, es la Constitución la que tiene un problema, y eso querrá decir que se tiene que reformar", ha opinado hoy en una conferencia en el Fórum Europa-Tribuna Cataluña que organiza Nueva Economía Fórum.

A su juicio, "si este Estatut refrendado por Cataluña, pactado entre la soberanía catalana -el Parlament- y la del Estado -el Congreso de los Diputados- no es constitucional, es que tenemos un problema, o bien la Constitución o bien lo que algunos dicen que es el corazón de la democracia, el Tribunal Constitucional (TC)".

Por ello, el dirigente ecosocialista ha asegurado no plantearse una sentencia que no reconozca la plena constitucionalidad del Estatut, y ha suscrito las palabras del presidente catalán, José Montilla, que ayer dijo que "lo que fue escrito, acordado y votado para unir no puede servir hoy para dividir, éste es el verdadero espíritu constitucional. Espero que nadie lo eche a perder de forma temeraria e imprudente".

"Lo que se está diciendo se ubica en el sentido común", ha resaltado Herrera, que ha defendido las declaraciones de Montilla, así como las del conseller de Interior, Joan Saura, que el viernes abogó por la dimisión de todos los miembros del Alto Tribunal.

Así, ha calificado al TC de "falso", cuya autoridad "está tocada", y que en caso de una sentencia adversa "no dejaría de ser sorprendente que un Estatut que se está desplegando, que muchas comunidades autónomas han copiado, ahora digan que es inconstitucional".

"Y si en esta Constitución -ha proseguido- no cabe un modelo federalizante, es que o es necesario cambiar la Constitución o directamente el TC. Porque si no, Cataluña tiene un problema, pero quien tiene un problema también es España".

En todo caso, ha señalado que de darse una sentencia adversa, será necesaria "unidad y firmeza".