Público
Público

John Malkovich y Diego Luna aprueban con nota el estreno de "El buen canario"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A tenor de los aplausos en el Teatro de los Insurgentes, John Malkovich y Diego Luna aprobaron anoche con sobresaliente el bautismo de fuego de "El buen canario", pieza teatral en la que ofician como director y protagonista.

El revuelo que causó en Ciudad de México la presencia, en las últimas semanas, del conocido actor de Hollywood y la elección que hizo de un reparto nacional con gancho, arrojó anoche dividendos en forma de un teatro lleno y expectante.

La obra es una adaptación de "Good Canary", del estadounidense Zach Helm, estrenada ya por Malkovich el año pasado en París y ganadora de tres premios Molière.

Para la versión mexicana salieron a dejarse el pellejo sobre las tablas Diego Luna ("Y tu mamá también") Daniel Giménez Cacho ("Arráncame la vida") e Irene Azuela ("Quemar las naves") como trío protagonista, acompañados de Bruno Bichir, Yuriria Del Valle, Jorge Zárate y Martín Altomaro.

Luna lleva las riendas de la función como Jack, un prometedor escritor que debe lidiar con su repentino éxito, amenazado por la feroz adicción a las anfetaminas de su mujer Annie (Azuela).

La corona de laurel de la noche se la llevó Giménez Cacho, con su papel de pícaro editor que persigue un millonario contrato para Jack gracias al interés que su libro ha despertado en altas esferas literarias.

Los personajes vagabundean en busca de identidad por un paisaje de drogas, amor eterno, amistad, interés, éxito y frivolidad, a caballo entre la comedia y lo trágico y no exento de sorpresas.

Mientras, camuflado entre los espectadores tras deslizarse al patio de butacas arropado por la oscuridad, Malkovich observaba en silencio a sus pupilos y tomaba notas, serio y con pose intelectual.

"La experiencia ha sido fantástica", había revelado a la entrada del teatro, seductor, cortés y sereno a pesar de todas las miradas convergentes en él.

La historia, fluida y bien engrasada, se ayuda de una escenografía ágil, con tres pantallas móviles en las que el director experimenta y juega con el lenguaje teatral, sin marear tampoco al espectador.

Entre los cortes musicales destaca la versión del "First we take Manhattan" de Leonard Cohen que hizo el cantaor español Enrique Morente -identificado como "Enrico Morentes" en el libreto- en su disco "Omega", mezcla de flamenco y rock.

Apenas caía el telón y ya se escuchaba el veredicto en forma de aplausos, puesto en pie el respetable para honrar al septeto de actores y al director.

"Gracias a John por dejarnos cuidarle el canario", agradeció Luna, quien ya probó su imán en la taquilla teatral en 2006 con "Festen".

El joven actor participa en la producción de la obra con su compañía Canana, que comparte con su compatriota y colega Gael García Bernal; Malkovich hace lo propio con su productora Mr. Mudd.

La temporada de "El buen canario" se extenderá diez semanas en la capital, antes de partir hacia el interior del país.

"Creo que ha sido una primera función estupenda", dijo a Efe el escritor mexicano Jorge Volpi, uno de los rostros famosos en el estreno.

Cerca, el veterano actor y presidente de la Academia de Cine mexicana, Pedro Armendáriz, bromeaba:"Fenómeno, muy buena obra, pero yo este teatro moderno a veces no lo entiendo".