Público
Público

John Mayall y Chicago Blues actuarán en el Hondarribia Blues Festival

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cuarta edición del Hondarribia Blues Festival contará con las actuaciones de la banda Chicago Blues, Dwayne Dopsie & The Zydeco Hellraiser, R.J. Mischo y Sonny Rhodes, además del cantante John Mayall, que recibirá un homenaje por su carrera.

Las novedades de este festival, que se desarrollará entre los próximos días 16 y 20, han sido presentadas hoy en el Ayuntamiento de Hondarribia por el organizador del certamen Carlos Malles, quien ha estado acompañado por el alcalde Aitor Kereketa.

Malles ha destacado, como los principales atractivos de esta edición, el concierto de la banda Chicago Blues porque "se ha reunido por primera vez a cuatro leyendas del blues de esta ciudad", mientras que "la gran sorpresa" puede ser la actuación de Dwayne Dopsie & The Zydeco Hellraiser "con un auténtico fiestón".

Al igual que en años precedentes, no faltará el reconocimiento a la carrera de uno de los grandes del blues, en este caso de John Mayall, que ha sido el descubridor de gente de la talla de Eric Clapton, además de ser el "precursor" del British Blues o de "reavivar" este estilo en Estados Unidos en los años 60 y 70 "cuando estaba muerto".

La cuarta edición del Hondarribia Blues Festival contará con dos nuevos escenarios que se ubicarán en el puerto deportivo de la localidad y en la plaza de Armas, sumándose a los habituales situados en el Hotel Río Bidasoa, la plaza del Obispo, Azken Portu y la Benta.

Con ellos, la organización pretende cumplir el objetivo que "año a año se está consiguiendo", y que no es otro que se respire blues "por todos los rincones de la villa" durante los cuatro días que dura el festival.

Malles confía en repetir el "éxito" de la edición anterior en la que "se calcula que 25.000 personas" siguieron el Hondarribia Blues Festival, que "en estos tres años se ha convertido en una referencia no sólo nacional sino también internacional".

El organizador del festival considera que el atractivo para los seguidores del blues respecto a otros eventos similares se encuentra en el contacto entre el artista y el público que "es mucho más cercano", gracias, entre otras cosas, a los encuentros organizados con algunos de los artistas.