Publicado: 20.08.2014 19:44 |Actualizado: 20.08.2014 19:44

John, el verdugo de James Foley

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El asesino del periodista James Foley, decapitado tras dos años de secuestro, podría ser un ciudadano británico, londinense para más señas. Se hace llamar John y lidera un grupo de tres yihadistas británicos, encargado de custodiar a los cautivos occidentales en la ciudad siria de Raqqa, en el norte del país.

Así ha parecido reconocerlo un ex rehén que lo ha revelado al periódico británico The Guardian . Los cautivos llaman a este grupo de británicos como 'The Beatles', a causa de su nacionalidad.

Este yihadista británico de nombre John sería el principal negociador por parte del autodenominado Estado Islámico en las conversaciones mantenidas a comienzos de año para liberar a once rehenes turcos.

Se calcula que John podría ser uno de los 500 yihadistas que huyeron de Gran Bretaña para unirse a los combates en Siria e Irak y que se han ido radicalizando aún más con el tiempo.

El FBI, el servicio secreto británico MI5 y los especialistas antiterroristas de Scotland Yard estuvieron la noche de este miércoles entre carreras nocturnas para identificar la persona que, con acento británico, ejecutaba a James Foley después de permanecer secuestrado por los yidahistas desde 2012.

Fuentes sirias citadas por The Guardian habrían reconocido al ejecutor como el hombre clave en las negociaciones de Al Qaeda para liberar a los rehenes turcos, así como en las numerosas conversaciones que mantuvo con las familias de los cautivos a través de Internet.

Un ex rehén describió así a 'John', el verdugo de Foley: inteligente, educado y un devoto creyente en las enseñanzas islámicas radicales, según The Guardian que ha publicado esta tarde esta exclusiva.

Los servicios secretos de Gran Bretaña y Estados Unidos, expertos antiterroristas y expertos en lingüistas forense han analizado el video del asesinato para identificar al militante yihadista enmascarado y han concluido que se trata de una persona de origen británica.

Su acento es calificado de inglés londinense multicultural, propio del East End de Londres. Un nuevo acento de personas de origen extranjero, criado en Londres tipo cockney.

Otro experto citado por el periódico británico centra el acento del verdugo como propio del sur de Inglaterra, más concretamente de Londres, Kent o Essex.

Peter Neumann, director del Centro Internacional para el Estudio de Radicalidad del Kings College de Londres, ha asegurado a The Guardian que el acento inglés del verdugo está elegido deliberadamente. El objetivo: que el vídeo cause el mayor impacto en Occidente. Y que contenga esta advertencia al mundo: "Si nos bombardeas, vamos a por ti".

El primer ministro británico, James Cameron, suspendió este miércoles sus vacaciones para reunirse en Londres con altos cargos del Ministerio de Interior y responsables de inteligencia, condenó la "brutal y bárbara" ejecución del reportero secuestrado, que fue divulgada en un vídeo de la organización extremista Estado Islámico (EI).

"Dejemos claro lo que es este acto. Es un acto de asesinato, de asesinato sin ninguna justificación", dijo el jefe del Gobierno británico a los periodistas en su residencia oficial de Downing Street tras la reunión.

"No hemos identificado al responsable individual, pero por lo que hemos visto, parece cada vez más probable que se trata de un ciudadano británico", señalóCameron.

Para Cameron, la sociedad británica se enfrenta a una "lucha generacional" contar un enemigo "venenoso, extremista y violento".  Es una batalla "que debemos dar en nuestro país", señaló el jefe del Gobierno, quien subrayó que "se trata de una batalla contra el islamismo extremista, no contra la religión del islam".

El "premier" conservador sostuvo que el Reino Unido debe redoblar sus esfuerzos para impedir que otras personas continúen saliendo del país para unirse a los yihadistas. "Retirar los pasaportes a aquellos que están pensando en viajar, arrestar y perseguir a aquellos que participan en el extremismo y la violencia, retirar de internet el material extremista y hacer todo lo que sea necesario para mantener a salvo a nuestra gente. Eso es lo que va a hacer este Gobierno", dijo Cameron.

La estrategia se basa en "trabajar conjuntamente con el Gobierno iraquí" y "ayudar a que los kurdos reciban las armas que necesitan para luchar contra esos militantes brutales y extremistas".