Público
Público

Jolie pide al mundo que mejore su sistema de ayudas y no olvide a Pakistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La actriz Angelina Jolie, embajadora de buena voluntad del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), pidió hoy al mundo en Pakistán que dé más atención a los afectados por las inundaciones y abogó por mejorar los mecanismos de emergencia para agilizar la entrega de ayuda.

"Tenemos que proporcionar asistencia a toda esta gente. No podemos olvidar a los refugiados afganos, no podemos olvidar a los desplazados por conflicto. No es sólo la devastación. Esta gente ha sido golpeada una y otra vez", declaró la estrella de Hollywood.

Tras visitar durante dos días a comunidades afectadas en el conflictivo noroeste y en Islamabad, Jolie aseguró hoy a un pequeño grupo de periodistas extranjeros en la sede de ACNUR en la capital paquistaní que no había visto "nunca" una catástrofe de "esta escala" y abogó por acelerar la entrega de asistencia.

"A pesar de toda la cobertura (mediática), no se está consiguiendo respuesta", subrayó la actriz estadounidense, que se lamentó de que la fracción de ayuda por persona damnificada es "extremadamente baja".

Ataviada con prendas típicas del sur de Asia -un "shalwar kamiz" gris y sobre su cabello una "dupata" negra-, Jolie se mostró muy preocupada por la ineficacia de la comunidad internacional para reaccionar ante las crisis humanitarias e instó a buscar nuevas fórmulas.

"Como comunidad internacional nuestra preparación es muy escasa. El pueblo está esperando para sobrevivir. Tiene que haber otra manera de poder prepararse con antelación, de tener fondos y herramientas antes de que los desastres ocurran", dijo.

Según datos oficiales, Pakistán apenas ha recaudado unos 1.100 millones de dólares para ofrecer ayuda inmediata a los más de 21 millones de afectados por unas inundaciones que, desde finales de julio, se han cobrado al menos 1.752 muertos, han anegado una quinta parte del territorio y siguen extendiéndose por el sur del país.

A la asistencia se sumó hoy Argentina, cuyo embajador en el país, Rodolfo J. Martín-Saravia, distribuyó 70.000 pastillas potabilizadoras en la ciudad noroccidental de Nowshera, en compañía del ministro paquistaní de Sanidad, Makhdoom Shahabudín, informó la legación diplomática en un comunicado.

"Mi Gobierno no puede permanecer desligado del sufrimiento de tanta gente en Pakistán", expuso Saravia, quien agregó que próximamente se entregará más asistencia en otros puntos del país.

La mayor parte de la ayuda de la comunidad internacional (el 74 por ciento) está canalizada a través de la ONU o diversas ONG, pero muchos expertos atribuyen la lenta llegada de donaciones a una falta de confianza hacia las autoridades paquistaníes.

Con el ánimo de convencer a los escépticos, Jolie sostuvo hoy que esta supuesta falta de confianza no debería "servir de excusa" para no dar asistencia, al tiempo que rompió una lanza por entender mejor la realidad del país asiático, sobre el que "a menudo se habla de manera muy simplificada".

Preguntada por Efe, Jolie dijo estar "abierta" a participar en una película que mostrase "aspectos positivos" sobre Pakistán en aras de mejorar su imagen de cara el exterior, y sugirió hacerla sobre la generosidad del país al acoger a millones de refugiados afganos en su territorio durante más de tres décadas.

La actriz ya tuvo un papel en la cinta "Un corazón invencible" (2007), en la que dio vida a la esposa del periodista del Wall Street Journal Daniel Pearl, quien fue secuestrado y asesinado en Pakistán poco después del 11-S por un grupo extremista.

Pakistán, inestable potencia nuclear, ha tenido una accidentada historia desde su independencia hace 63 años, con conflictos étnicos, sectarios, unas relaciones delicadas con la India y un pujante movimiento integrista que recurre a constantes atentados.

Es también un país clave para la estabilización de Afganistán, ya que los insurgentes talibanes cuentan con presencia a ambos lados de la frontera afgano-paquistaní.

Estados Unidos ha recurrido con frecuencia a atacar con misiles lanzados por aviones no tripulados puntos de las áreas tribales del oeste de Pakistán, bastión tradicional de los talibanes.

Hoy mismo, al menos diez personas murieron en dos ataques de ese tipo -se han producido unos 140 desde el año 2008- en la demarcación tribal de Waziristán del norte.