Público
Público

Jordi Montull niega que el dimitido Osàcar sea el "Daniel" de los pagos a CDC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex director administrativo del Palau de la Música Jordi Montull niega, en un escrito entregado hoy al juez, que el ex tesorero de CDC Daniel Osàcar, que ayer dimitió de su cargo, sea el "Daniel" que aparece vinculado a pagos a la formación nacionalista en varios documentos incautados.

Montull, que hoy ha sido citado por segunda vez por el saqueo del Palau de la Música, se ha negado a declarar ante el juez, aunque le ha entregado un escrito en el que se ratifica en su versión de siempre y justifica su negativa a responder a las preguntas en que no quiere que sus palabras sean utilizadas en "batallas políticas", según fuentes judiciales.

En el escrito, el saqueador confeso desmiente la versión de los peritos de la Agencia Tributaria, que señalaron que el hasta ahora tesorero de CDC Daniel Osàcar era el "Daniel" que aparecía en las anotaciones sobre el supuesto pago de comisiones a CDC por parte de la constructora Ferrovial a cambio de la adjudicación de obra pública durante la etapa de gobierno de Jordi Pujol.

Montull niega en su escrito que ese "Daniel", que reiteradamente figura en agendas y anotaciones del Palau de la Música vinculado al presunto cobro de comisiones, sea Daniel Osàcar, aunque tampoco aclara a qué persona corresponde.

Precisamente, el ya ex tesorero de CDC Daniel Osàcar, de 75 años, dimitió ayer del cargo aduciendo razones personales pero desvinculando su decisión de la investigación judicial sobre el expolio del Palau.

Osàcar ya tuvo que dar explicaciones ante la comisión de investigación creada sobre "el caso Palau" en el Parlament, donde de forma vehemente negó ser el "Daniel" de los papeles incautados que vinculaban a CDC con el cobro de comisiones.

En el escrito entregado al juez, Montull niega además que las siglas G.P.O., que la Agencia Tributaria relaciona en su informe pericial con la constructora Ferrovial y con supuestas facturas falsas, correspondan a la empresa G.P.O Ingenería, que participó en la construcción de la Ciutat de la Justicia y de la línea 9 del metro.

Esos dos proyectos son las principales obras de envergadura que, según la Agencia Tributaria, sirvieron presuntamente para que CDC se embolsara comisiones a cambio de su adjudicación.